Vie. Ago 12th, 2022

Eduardo Valdés: «El espionaje ilegal es la cloaca de la Argentina»

 

Tras el sobreseimiento de Mauricio Macri en la causa de espionaje ilegal a los familiares del ARA San Juan, el diputado nacional por el Frente de Todos, Eduardo Valdés, cuestionó duramente la decisión judicial. «Es una vergüenza que el poder judicial crea que somos estúpidos», enfatizó el legislador, quien recordó también que Macri espió a su propia familia cuando fue jefe de Gobierno.

«Recordemos que Macri siendo Jefe de Gobierno espió a su cuñada, a su hermano, a Sergio Burstein. Asumió la Presidencia procesado en primera y segunda instancia por espionaje ilegal», aseguró el diputado en diálogo con El Destape Radio.

Valdés afirmó que los jueces «puestos por decreto» sostienen la tesis de que son «cuentapropistas», a pesar de que el espionaje se comprobó. “En el Área metropolitana se instalaron bases de la AFI para espiar a los opositores políticos, pero se cebaron y espiaron a Vidal y Ritondo, por eso se cerraron las bases AMBA. Larreta también fue espiado y ahora se callan la boca”, lanzó en otra entrevista radial.

El diputado enfatizó que “una espía es legal con una orden judicial y acá no había ninguna orden judicial”. “Usó el espionaje ilegal para todos, lo usó con su hermana mayor que se murió de tristeza; su hermana menor, que se fue del país; su hermano que lo denunció”, lanzó. «El espionaje es la cloaca de la Argentina», completó.

La Cámara Federal resolvió revocar el procesamiento y sobreseer a Mauricio Macri por espionaje ilegal a los familiares de las víctimas del ARA San Juan. Los jueces Mariano Llorens, Pablo Bertuzzi y Leopoldo Bruglia (los tres nombrados en sus cargos por el ex mandatario) sostuvieron que las diligencias guardaban relación con la seguridad del presidente y descartaron la hipótesis de tareas de “inteligencia ilegal” que buscaban controlar las protesta e influir en la opinión pública. El fallo implicó también el sobreseimiento para los ex directores de la AFI, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, y un grupo de ocho funcionarios y agentes de la base AFI de Mar del Plata.

El tribunal de apelaciones entendió que no se cometieron delitos en el marco de las denominadas «avanzadas presidenciales» que se disponen para cuidar la seguridad de los presidentes. Según el fallo, se «entendió que no se había cometido delito alguno en las avanzadas que cuidan el entorno completo de la seguridad presidencial. Tanto del propio Presidente como de sus movimientos y de quien quiera acercarse a él».

Además surge del fallo que «la información respecto de la seguridad de infraestructura crítica del Estado -como lo es, entre otras cosas, el Presidente de la República- es una tarea obligada de las fuerzas de seguridad y de los Agentes de Inteligencia que trabajan en la AFI».

Concluyen los jueces que «sus conductas se encuentran justificadas por el conjunto de normas que garantizan su cuidado. Encontrándose probado que ninguna de las acciones investigadas en esta causa sobrepaso esos permisos legales».

El Destape / eldestapeweb.com

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso