Sáb. Ago 13th, 2022

La CGT se rearma y empieza a normalizar sus regionales en la provincia

La provincia de Buenos Aires se convirtió en una de las regiones estratégicas marcadas por Abel Furlán, el flamante dirigente de la UOM que además asumió en la secretaría del interior de la CGT.

Una de las tareas que le encomendó al conducción nacional fue la de comenzar a normalizar las regionales en el interior del país. Se trata de un entramado sindical que quedó dañado severamente por la inacción de la entidad y que derivó en cargos vencidos o acefalías durante las últimas dos décadas.

En las regionales, la CGT desdibujó su protagonismo y las luchas gremiales se atomizaron o quedaron reducidas a muestras de solidaridad entre pares pero carentes de un plan de articulación institucional que resistieron, como pudieron, los embates del poder político- judicial en tiempos del macrismo.

“La última normalización en Azul fue en el 2006. Después los mandatos se vencieron y se conformó como una mesa como para continuar con la sede nuestra y además en la sede funciona un centro de formación. Hubo varios intentos previos pero por distintas situaciones quedaron nada” recordó sobre el largo periplo que atravesó la organización durante los últimos años.

En Azul 28 de los 32 gremios locales se sumaron al nuevo armado regional: “comenzamos en el mes de abril por una necesidad más allá de lo que se venía hablando a nivel nacional de normalizar las regionales. Nos reuníamos con los gremios y fuimos sumando otros. Pasó tanto tiempo que hubo cambios de delegados, otros que dejaron de funcionar” explicó Carina Brunetto

“Hubo que hacer un relevamiento y salimos a incorporar a otros gremios. Somos 32 gremios en Azul de los cuales 28 conforman la nueva conducción. Por una cuestión de los representantes de esos gremios quedaron afuera panaderos, televisión, UTI- Pami y Soempa (uno de los gremios municipales)”.

La flamante titular de la Regional Azul de la CGT mostró su emoción por asumir el nuevo desafío: “Para mí fue algo muy emotivo porque es un cargo que ocupó mi abuelo materno como dirigente ferroviario en 1966. Pasaron un montón de cosas por mi cabeza. Somos distintas generaciones pero con las mismas convicciones sobre el rol que hay que tener en el cargo” explicó.

“La semana que viene nos reunimos los 28 gremios. Cada secretaría ya comenzó a plasmar que es lo que quería hacer y obviamente queremos trabajar dentro de la regional” anticipó.

Finalmente, se refirió a algunos de las líneas directrices de la nueva conducción: “Queremos recuperar la presencia social porque no hemos tenido participación por esta acefalía Debemos escuchar a los trabajadores. Debemos fortalecer la calidad de la dirigencia con jóvenes y mujeres” concluyó Carina Brunetto.

Infocielo

Publicado en lanuevacomuna.com

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso