Después de 40 años, se botó en Quequén el pesquero más grande construido en el distrito

El pasado 20 de Abril, en horas de la tarde se botó en el Astillero Aloncar S.A. ex Astillero Vanoli, de la ciudad de Quequén, el pesquero Skipper. Siendo este acontecimiento, un verdadero hito en la industria naval local y uno de los pocos de características similares que se pueden producir en nuestro país. Colocando al astillero, entre uno de los únicos 3 o 4 astilleros privados de Argentina con capacidad para desarrollar y construir este tipo de embarcaciones.

Propiedad de la empresa Ocean Fish S.A. de la ciudad de Puerto Madryn, el moderno barco fue totalmente construido por los talleres ubicados a orillas del Rio Quequén.

El buque, es el primero construido según un moderno diseño desarrollado por el ingeniero Hugo Obregozo, quien junto a Sergio Vanoli y Guillermo Soldini, son quienes llevan adelante la empresa naval.

El Skipper, es un buque especialmente diseñado para la pesca de altura. En particular, tiene instaladas, artes específicas para la captura de langostino. Aunque por las características de la embarcación, esta podría realizar cualquier otro tipo de pesca perfectamente, puesto que también cuenta con una cubierta de popa que permite realizar todas las maniobras de un buque arrastrero convencional.

Es un barco del tipo de doble cubierta y tiene la particularidad de tener una proa del tipo X-Bow, que es lo que desarrolló el ingeniero Obregozo para barcos pesqueros a partir de modernos sistemas de construcción naval que se están usando a nivel mundial pero para embarcaciones de otro tipo y portes. El desarrollo del profesional local, ya está siendo usado en la industria naval de nuestro país por parte de otros astilleros. Poniendo en relevancia, el nivel de desarrollo que actualmente se aplica en esta empresa de nuestra localidad.

Este novedoso sistema de proa, permite que estas embarcaciones que navegan en los duros mares del sur de nuestro país, tengan una resistencia menor ante las olas, evitando cabeceos y vibraciones nocivas del casco en las mismas, un mejor avance en el agua permitiendo un ahorro de combustible y una mayor velocidad de navegación. Además, tienen una capacidad de bodega y espacio de maniobras de pesca superior, aún con una eslora menor que otros buques similares.

Las características técnicas principales del Skipper son las siguientes.

Eslora de arqueo 27 metros.
Manga 7 metros.
Puntal 4,10 metros.
Potencia de motor 1000 HP.

Si bien la botadura realizada durante el día de ayer, puso a la embarcación en el agua, y se realizaron los característicos rituales que se hacen en estas ocasiones como son la rotura de la botella de champaña sobre el casco, el Ing. Obregozo nos informó que este acto fue algo técnico, porque había que poner la embarcación en el agua para ver cómo se comportaba y debido a las características del rio y las mareas, hacía imposible organizar algo cuando no se sabía a ciencia cierta si en la jornada se podría lanzar el buque al agua o no. Y simbólico, puesto que tan solo participaron de esto las autoridades del astillero, los propietarios de la firma armadora, el personal de la empresa y tan solo un puñado de invitados.

Está previsto para días futuros, cuando el buque esté completamente armado y alistado, un acto principal de botadura donde seguramente estén invitadas autoridades municipales, provinciales y hasta nacionales, como así al público en general y medios.

Aprovechamos también para consultar a Obregozo, como están las actividades del astillero, puesto que a simple vista se ve que el mismo tiene un movimiento nunca visto al menos en los últimos años. Este nos manifestó que la actividad naval está pasando por un momento de mucha fuerza, debido a que desde las esferas nacionales se está impulsando una renovación de la flota pesquera y por ese motivo hay muchas facilidades para la industria. No sin aclarar, que en el caso del Skiper, el costo total de la obra fue afrontado por la empresa armadora sin créditos ni facilidades fuera de los convenios que esta realizara directamente con el astillero.

Por otro lado, también nos manifestó que si bien hoy la actividad está a pleno en la empresa, esta cuenta con una planta trabajadora de más de 100 obreros, y el astillero está teniendo algunas dificultades para el uso de espacios para realizar reparaciones. Y las instalaciones propias ya están al tope de su capacidad.

Hoy hay varios barcos en los terrenos propios, y algunos buques en muelle del puerto donde se realizan tareas a flote.

Además, se están realizando tres obras nuevas de un tipo de barcos también de diseño muy novedoso que en breve ya estarán siendo botados si las condiciones lo permiten.

Sin dudas, este crecimiento de la industria naval, y este aumento de la actividad del Astillero Aloncar S.A. producen es un impulso muy importante para el desarrollo y el crecimiento de toda nuestra localidad.

Diario 4V

Publicado en lanuevacomuna.com

 

 

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso