«La concentración en el sector de las Telecomunicaciones cada vez es mayor y las empresas se llevan las ganancias en lugar de reinvertirlas»

El líder de los Jerárquicos de Telecomunicaciones, Fabián Boccella, pidió la regulación de la Industria por parte el Estado, recordó que se trata de un recurso estratégico, habló de mayor concentración y de la reducción de empleos. Además recordó que las empresas de la actividad fueron esquivas a invertir para mejorar los servicios: «En este país las grandes inversiones siempre las hizo el Estado».

En medio de un clima convulsionado por los constantes tironeos en la industria, InfoGremiales habló con Fabián Boccella, el secretario General de la Unión del Personal Jerárquico de Empresas de Telecomunicaciones (UPJET) y repasó los principales temas de agenda. Desde la falta de regulaciones y controles, hasta el encuadre del personal.

Ingeniero, Especialista en Telecomunicaciones y uno de los promotores de la “Propuesta para el desarrollo de las Telecomunicaciones en la República Argentina” que se le presentó a Alberto Fernández, Boccella asegura: «Al estar la competencia liberada, sin controles y regulación adecuados, el efecto concentración es cada vez mayor y no está orientado a las mejoras de las redes, a su desarrollo y a brindar calidad de servicio. Sino todo lo contrario, a maximizar ganancias, que se van y no son reinvertidas».

InfoGremiales: ¿Cómo está la Industria de las Telecomunicaciones?
Fabián Boccella: La Industria de las Telecomunicaciones está en permanente transformación, y a su vez está desbalanceada.

¿Por donde empezamos para entender el problema?
El acceso a la información y al conocimiento es un derecho universal que debe gozar todo habitante de nuestro país. Lo hemos declarado en nuestra “Propuesta para el desarrollo de las Telecomunicaciones en la República Argentina”. Consecuentemente es necesario la regulación de la Industria por parte el Estado Nacional, función indelegable, y en beneficio de todos los actores. Las Telecomunicaciones son estratégicas y sus recursos asociados también (redes, espectro, etc.). Lo estratégico no se puede dejar librado al azar, jamás.

¿Y el Decreto 690?
Ha sido una gran medida haber declarado a los servicios de telecomunicaciones como esenciales, su acceso y goce es un derecho universal. A partir de ello debe pasar a primer lugar el servicio y la calidad de servicio a brindar; y no el lucro, como un fin en si mismo, como es la lógica de las empresas privadas y del pensamiento liberal.

¿Tienen algún cuestionamiento en dicho Decreto?
Declarar los servicios esenciales como “en competencia” es un error conceptual, involuntario e inconsciente. Se cayó en una “trampa”. La “competencia” es un concepto liberal, genera canibalización, no es aplicable a una Industria de servicios esenciales y de pocos oferentes (de redes) como la nuestra. Las Telecomunicaciones (transmisión de voz, datos, imágenes; y a través de diversas redes) es un negocio que genera grandes ganancias; es una industria de capital intensivo, en la cual se generan economías de escala, monopolios naturales y prevalece el efecto red. A su vez es inviable la convivencia de muchas redes.

¿Entonces?
Nadie dice que una empresa tenga que perder dinero. Por eso hay que regular la Industria y lo debe hacer el Estado. Y para que todos ganen: usuarios – trabajadores – sociedad – empresas, entre otros.

¿Qué habría que hacer?
Hay que separar la transmisión (telecomunicaciones) de la generación de contenidos; no se debe permitir la integración vertical; eso no genera pluralidad. Si bien estamos en la era de la convergencia, hay que separar los tantos y no se puede ser ingenuo. Vivimos hablando de la batalla cultural…
Si no hay redes, no hay desarrollo. Tampoco habrá teletrabajo. Deben existir redes a lo largo y ancho del país. En ciertas zonas no es viable que haya más de una o dos redes. Por eso el concepto de competencia no es bueno, no pasa por ahí; sí tiene que haber como mínimo una red. Entonces el Estado debe coordinar, orientar el desarrollo, regular, establecer el uso compartido de las redes, y su alquiler.

¿Sirvieron las privatizaciones?
Hemos vivido el proceso de la privatización de ENTel, la liberación total del mercado y, pasados más de 30 años, todavía no hay redes disponibles en muchos lugares del País, y menos aún con las prestaciones que requerimos en este mundo moderno. En este país las grandes inversiones siempre las hizo el Estado. Cuando los privados vieron que eran dueños de las Estaciones Terrenas Satelitales no lo podían creer.

¿Qué faltó?
Una política de desarrollo de la Industria de las Telecomunicaciones. Como contribución, lo hemos planteado en nuestra Propuesta. Reglas claras para todos los operadores (Estatales y Privados), beneficios para los Usuarios, Trabajadores y la Sociedad; y generación y estabilidad de los Puestos de Trabajo. En esta Industria los Trabajadores con su la mano de obra calificada son claves. Caso contrario no es factible brindar calidad de servicio.

¿Cuál es a situación de los trabajadores de la industria?
Todos los trabajadores de todos los gremios deben estar convencionados en los Convenios Colectivos de la actividad. Los Jerárquicos somos los más perjudicados. Con la excusa de la competencia, todas las empresas, en más o menos medida, no convencionan a su personal, realizan contrataciones y los pasan a fuera de convenio; precarizando, realizando fraude laboral y perjudicando a los trabajadores con la pérdida de derechos y a los sindicatos.

O sea, ¿las empresas se aprovechan de la situación actual?
Al estar la competencia liberada, sin controles y regulación adecuados, el efecto concentración es cada vez mayor y no está orientado a las mejoras de las redes, a su desarrollo y a brindar calidad de servicio; sino todo lo contrario; a maximizar ganancias, que se van y no son reinvertidas.

¿Hay ejemplos?
Por ejemplo, el 1/1/2018 comienza a operar la nueva TECO, una fusión de dos empresas muy rentables; a la fecha, se redujo la dotación total inicial en unos 5000 puestos de trabajo. Hace unos días, 23 de marzo, TASA anuncia un nuevo plan de retiros; análogamente la reducción de puestos de trabajo superan holgadamente los 1000. No hay ingresos de personal, se terceriza, se subcontrata, se externaliza, se precariza. Y eso se replica al resto de las empresas. Direct TV también está en reestructuración y TASA está en venta, esperando comprador. Todas las empresas de la industria no convencionan a todos los Trabajadores y se oponen a aplicar los CCT de la actividad. UPJET rechaza dichas prácticas. Debemos y tenemos derecho a trabajar hasta la edad de jubilarnos; es parte de nuestra Cultura Argentina. ¿Por qué emprender a partir de los 55 años y tratar de imponer modelos que ya han fracasado? La Industria está en expansión y no hay motivos para que haya menos puestos de trabajo. La calidad de servicio no es buena. Es imposible no verlo…

¿Ustedes teletrabajan? ¿Desde que comenzó la Pandemia? ¿Verdad?
Sí. UPJET ha sido pionero en el tema, fuimos de los primeros en implementarlo desde el año 2009, y en estudiar y desarrollar el tema en profundidad. Participamos en la Comisión de Trabajo de Diputados para la sanción de la Ley 27555. Si bien estamos acostumbrados a teletrabajar, la Ley se debería implementar cuanto antes. En nuestra Industria la Pandemia favoreció a las empresas y maximizaron sus ganancias. En las empresas de la actividad se está teletrabajando informalmente, se les debería exigir que lo formalicen con los gremios, como lo contempla la Ley. Me refiero para las empresas de Telecomunicaciones.

¿Cómo ve UPJET el despliegue de 5G? ¿Será beneficioso…?
Nosotros, en UPJET ya estamos brindado cursos de 5G a nuestros representados, somos pioneros. Ahora bien, entendemos que por ahora no debe licitarse las Bandas de 5G, por más que la tecnología está disponible. Todavía no se cumplieron con la totalidad de los despliegues de 4G; es más, hay lugares del País donde sólo hay disponibilidad de 3G, 2G o sin cobertura… Hoy… si se licita 5G, va a pasar lo de siempre: Habrá redes en CABA y pocos usuarios que puedan pagar dichos servicios, y adquirir dispositivos de unos $200.000. Una locura… ¿O las empresas van a ofrecer los dispositivos en comodato, sin cargo o con mensualidades accesibles?, tal vez como debería ser, de modo que todos los habitantes del País tengamos acceso a la tecnología. Además, habría que implementar y obligar a las empresas a que los celulares no puedan ser utilizados en caso de robo, y de esa manera se podría solucionar un problema social.

Entonces, ¿se necesitan políticas?
Así es. Es general. Sí los privados no quieren invertir y aportar al desarrollo de las redes, a la igualdad y a la inclusión, que devuelvan las licencias. Los Trabajadores garantizamos la operatividad de las empresas y la calidad de servicio a través de nuestra calificación profesional. Queremos trabajar y contribuir al desarrollo de nuestro querido País. Con cualquier dueño o accionista; privado, mixto o estatal.

En síntesis… ¿que nos pueden decir?
Si no se toman medidas e implementan Políticas de Estado a la brevedad, va a costar mucho revertir la situación y su tendencia.
• Regular la Industria para beneficio de todos los actores.
• Obligar a todas las empresas, sin excepción, al encuadramiento de Todos los Trabajadores en los CCT de la Actividad.
• En la Industria el rol de los Trabajadores es clave y fundamental.
• Delinear e implementar Políticas de Estado para el desarrollo de las redes a lo largo y ancho del País. Políticas previsibles y sustentables.
• Separar las empresas de transmisión de la generación de contenidos (audiovisuales). No pueden ser los mismos dueños/accionistas.
Debemos ir a un Modelo de Desarrollo Argentino, propio y marca País.

Infogremiales

Publicado en lanuevacomuna.com

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso