LA LOGIA SOL ARGENTINO N° 160 Y EL PUEBLO DE NECOCHEA







LA LOGIA SOL ARGENTINO N° 160 Y EL PUEBLO DE NECOCHEA

El nacimiento de la ciudad de Necochea tiene la marca inconfundible de la Masonería. La simbología de los «Hermanos Masones» se encuentra inscripta en las construcciones, los diseños y aplicaciones de edificios de gran significación en la ciudad. E inclusive, el nombre mismo del pueblo homenajea al destacado masón Mariano Necochea, quien entre tantos méritos militares, fuese el primer Venerable Maestro de la Logia «Virtud y Unión N° 3» de Lima, Perú.

Desde sus inicios, la ciudad bonaerense estuvo regida por «la escuadra y el compás», símbolos principales de la Orden, que se pueden apreciar en el cuadro de la fundación que se halla preservado en el Museo Histórico Regional.

El Acta de Fundación de Necochea reza: «Los hermanos de los tres puntos declaran oficialmente fundado el pueblo de Necochea, invocando para este acto el nombre de G.A.D.U. fuente de todo poder y progreso, y concediendo la petición de algunos vecinos poniendo bajo la advocación de María del Carmen».
Las siglas remiten al Gran Arquitecto del Universo, origen de la verdad, principio y causa de todas las cosas para los masones. Los Hermanos se nucleaban en la Logia Sol Argentino N° 160, de la cual Ángel Ignacio Murga fue Gran Maestre.

Muchos símbolos de la Logia se encuentran dispersos por diferentes lugares de la ciudad. Sólo se hallan velados para aquellos que sepan mirar con otros ojos…

Vale destacar sucintamente: la Iglesia Santa María del Carmen (cuya culminación fue una donación de la Logia) y algunos vitrales dentro de su cúpula principal; el frente del Cine Teatro París; la orientación hacia el poniente del monumento de Mariano Necochea, ubicado «casualmente» en la Plaza Dardo Rocha (otro destacado masón); los símbolos que se encuentran en la esquina de Santurtún (calles 57 y 60); la coincidencia numerológica de ciertas esquinas o los frentes de diversos hogares que fueron edificados por la gran familia de masones que fundó el pueblo.

El Templo con el que contaba la Logia Sol Argentino Nº 160, estaba ubicado en la calle 57, entre 62 y 64.

http://diarioeltiempo.com.ar

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso