DICEN EN LOS PASILLOS… AUED INSISTE EN ACUMULAR SILLONES

Nombramientos flojos de papeles


La noticia del nombramiento del flamante abogado Pablo Aued como Jefe de Area de Legales del Consorcio de Gestión de Puerto Quequén no cayó nada bien.

Se menciona que Aued tiene la capacidad de ser intenso a la hora de pedir o exigir privilegios: con poca militancia territorial, logró siempre encabezar las listas de concejales en las que fue candidato. Incluso logró el consenso necesario en su sector político para ser candidato a intendente en las últimas elecciones de 2015 pero no lo logró por un puñado de votos y un record de cortes de boletas de los votantes de Cambiemos.

En diciembre de este año 2017, finaliza su período de concejal (había sido electo en 2013) y su mandato como presidente del Honorable Concejo Deliberante de Necochea, al que llegó por acuerdo con otros sectores políticos. Aued expresó por varios medios que su ciclo como concejal finaliza este año y no se presentaría para renovar su banca.

Sus antecedentes laborales fuera del ámbito de la política han sido breves y muchos prefieren no recordarlos.


¿Cuál es el futuro de Aued?

En la última reunión de directorio del Consorcio de Gestión de Puerto Quequén realizada el pasado lunes 23 de enero de 2017 se aprobó la llamativa propuesta de ingreso de personal con cargo jerárquico solicitado por Arturo Rojas a partir del pasado 1 de febrero.

La fundamentación del funcionario provincial -Rojas- es razonable: necesita rodearse de empleados de confianza (uno de ellos sería Aued), ya que al parecer las zancadillas dentro de las oficinas del Consorcio están a la orden del día. Los desacuerdos, las faltas de cumplimiento de directivas y las internas van más allá de las cuestiones políticas: allí, lo que mandan son los negocios y  los contratos.

Pero la necesidad tiene cara de hereje. La lista de empleados no cumplirían con los requisitos de antecedentes profesionales que son de rigor. En el caso de Aued, ingresaría con rango de Jefe de Area de Legales cuando apenas por estos días está cumpliendo su primer año de recibido como abogado.

Hubo otros puntos que cayeron muy mal en la comunidad portuaria (productores, agroexportadores y brindadores de servicios): el nuevo personal ingresaría con altos salarios más viáticos y en planta permanente. El Consorcio, ente público no estatal, se financia con los aportes de la actividad agroexportadora. Según cálculos de los embroncados operadores portuarios, se tendría que abonar un millón de dólares anuales a los nuevos empleados de rango.


Nombramientos flojos de papeles

El funcionamiento de los Consorcios Portuarios tienen una legislación propia, a partir de la creación de estas figuras institucionales durante la época del menemismo.

La máxima autoridad de cada Consorcio es un Directorio con representantes de distintos sectores de la actividad : un representante de las empresas armadoras y agencias marítimas, dos representantes gremiales, un representante de las entidades de productores rurales, un representante de las Cámaras industriales y Exportadores, un representante de la Cámara de Permisionarios y Concesionarios del Puerto, un representante de la Cámara de Profesionales de Puerto Quequén y un representante de la Municipalidad de Necochea. Preside el directorio un Presidente, único funcionario público elegido directamente por la provincia.

Como todo cuerpo colegiado, el funcionamiento del Directorio tienen también un reglamento interno que tiene validez legal a la hora de las apelaciones.

Según se pudo saber, la propuesta de los citados nombramientos no estaba dentro del Orden del Dïa de la reunión de Directorio. Según el reglamento, el tratamiento de un asunto fuera de temario se puede salvar con la anuencia de la totalidad de los miembros del Directorio.

Pero ese día lunes 23 de enero hubo dos directores ausentes en la mesa de decisiones, por lo que los nombramientos no tendrían validez y pone en zona de peligro a quienes avalaron tal decisión: no pasará mucho tiempo en que algún despechado acuda a la justicia ordinaria o corra a avisarle a algún funcionario de la provincia. Finalmente, todo este asunto se va a topar con el órgano de contralor oficial: esto no pasa por el exhaustivo análisis del Honorable Tribunal de Cuentas de la provincia porque se trata de una falta grave.


¿Y el Concejo Deliberante?

Los vecinos de a pie también se preguntan: ¿cómo va a funcionar un Concejo Deliberante si quien lo preside -Aued- tiene que cumplir rigurosamente horario de oficina (por ejemplo de 8 a 16 hs) en otra dependencia? Si bien no hay incompatibilidad de cargos (presidente del HCD y Jefe de Area del Consorcio) evidentemente hay incompatibilidad horaria.

En este preciso momento en el Puerto hay un serio conflicto gremial. La prefectura está desplegada en todas las instalaciones, fusil en mano, y el Dr. Pablo Aued combina sus obligaciones como puede. Las fuentes señalan que cita a reuniones en el puerto cuando se desocupa, luego de las 14:30 hs. En definitiva, ni una cosa ni la otra, mientras arde el HCD por el tema tasas (y votan cualquier cosa), arde también el Puerto: no se puede todo junto. 

No son pocas las quejas por el pobre desempeño del Honorable Concejo Deliberante de Necochea durante el año 2016 y las ausencias reiteradas de varios concejales ha sido una de las principales causas.

Ciudadanos, ya se sabe: el silencio no es salud, hágase oir en los canales que correspondan.


LANUEVACOMUNA.COM

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso