Vie. Ago 12th, 2022

«Estamos cansados del destrato del sistema de salud»

La mala atención en el hospital de la ciudad de Necochea parece haberse instalado una vez más en la opinión pública en virtud de diferentes casos visibilizados con protestas públicas (y hasta un «escrache» al intendente) y reacciones de las autoridades que parecen estar echando más leña al fuego en lugar de tratar de apagar las llamas.

Sucede que ante cada caso la Comuna ha salido de manera errada a tratar de contener las protestas, buscando imponer una visión normalizadora que no hace más que recalentar los ánimos de una población que ve en el día a día la evidencia de las carencias notables que tienen los hospitales locales en virtud de sucesivos recortes, postergaciones y demás manejos que llevan adelante las autoridades alejados de la mirada pública.

Tal es así que hace un año la ex jefa de Farmacia del hospital de Necochea presentó su renuncia cansada de pedir la compra de insumos cuya compra se retrasaba voluntariamente para hacer compras directas en virtud de la urgencia creada de manera ficticia con aparentes fines políticos. Si bien la falta de insumos es evidente casi para cualquiera que va al hospital, la Comuna insiste en «tapar el sol con la mano», publicando propagandas y realizando actos públicos con concejales que cuando van al hospital se encuentran con un panorama arreglado de antemano para la ocasión.

La suma de la propaganda más las fotos de prensa y las declaraciones grandilocuentes del oficialismo no han servido para tapar la realidad: semanas atrás desde la Comuna calificaron la muerte de un joven por mala praxis en el hospital como «trascendidos en las redes sociales», dando cuenta a la vez de la inexistencia del seguimiento de casos y agravándose esa situación al considerar que luego el paciente falleció.

Por esa postura de «ninguneo» frente al caso, un nutrido grupo de vecinos reclamó hacerse oír en la puerta del despacho del intendente, que luego los recibió en el salón de actos del Palacio Municipal donde fue duramente increpado. Antes de eso, miembros de organizaciones sociales habían denunciado que la Comuna estaba cajoneando los reclamos con chicanas, solicitando quejas por escrito y dilatando cualquier clase de definición.

Tras el «escrache» la situación no cambió demasiado: este fin de semana familiares de un joven de 24 años con quemaduras en el 80% de su cuerpo denunciaron que el municipio en principio dilataba el traslado del paciente a un centro de salud de mayor complejidad (aparentemente por la imposibilidad de que arribaran aviones sanitarios al distrito habida cuenta del estado de abandono del aeródromo). Además, como el hospital no cuenta con vacunas antitetánicas, hicieron que la familia fuera a comprar a una farmacia, para lo que tuvo que organizar una colecta.

Al final el joven fue trasladado a un centro de atención de Esteban Echeverría por ambulancia el mediodía de ayer, en un movimiento en el que estuvo directamente vinculado el intendente de esa localidad. La Municipalidad de Necochea limitó su intervención en la situación a lanzar un comunicado señalando que fue la niebla la que no permitió que llegara un avión sanitario a la ciudad.

Todo ese contexto de destrato, que también han sufrido antes deportistas locales, instituciones intermedias y todo aquel que contradiga en la más mínima medida el relato oficial, es con frecuencia apuntalado con comentarios en redes sociales de usuarios falsos que «explican» espontáneamente la posición del municipio y atacan (casi siempre ad hominem) a cualquiera que diga algo.

Es luego de todas esas equivocaciones del municipio (sobre todo en materia de comunicación) que las protestas de los vecinos siguen elevando el tono, llegando a la quema de gomas frente al hospital como medida de fuerza frente al ninguneo sistemático. A raíz de ello, el Movimiento Evita, que viene siguiendo la cuestión desde hace varios meses, lanzó un duro comunicado en el que sostuvieron que «estamos cansados del destrato del sistema de salud»

Este es el texto completo del comunicado:

Luego de instalar el debate sobre la problemática de la salud en nuestra ciudad, logrando que el intendente escuchara los reclamos y se pudiera después de tres años de gestión a pensar en dicho tema, nos encontramos con varios Concejales saliendo a desmentir dicha falencia. ¿Cómo lo hacen? ¿A través de qué herramienta? Yendo al hospital, que en los momentos de visitas se encuentra en «optimas» condiciones.

A cada uno de los agentes del Estado que se acercaron al hospital para verificar si las quejas y demandas de las y los ciudadanos eran ciertas, los invitamos a recorrer los barrios, la ciudad, a hablar con las y los vecinos que son quienes padecen dicha situación.

Hace más de dos meses nos presentamos ante la Secretaría de Salud con un petitorio firmado por gran cantidad de vecinos y vecinas, a causa de un sistema de salud público que destrata a las familias y pacientes, con falta de especialidades, con problemas de turnos, con falta de insumos y un etcétera doloroso de negligencias y juicios contra el Estado municipal a causa de la poca atención a este tema tan delicado.

Algo tan importante para todas y todos los ciudadanos que no estaba en la agenda del intendente, ya que llegó de la mano de quienes, estando en la presidencia, cerraron el Ministerio de Salud.

Desde abajo, logramos instalar un debate que afecta a todas y todos los ciudadanos que padecen y sufren día a día las falencias de un sistema de Salud colapsado y sin la atención necesario que debería darle el Estado. Lo hicimos sin miramientos al clima pre-electoral del que muchos hablan; lo hicimos, lo hacemos y lo seguiremos haciendo porque sabemos que todas las decisiones que se tienen que tomar para asegurar el derecho a la salud (entre otros) es a través de la política. Vamos por más derechos para las y los vecinos de Necochea y Quequén. Vamos por una atención de Salud digna y como nos merecemos.

Diario 4V

Publicado en lanuevacomuna.com

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso