China ha superado a los Estados Unidos como el país más rico del mundo

El cambio en la clasificación de la mayor riqueza a nivel mundial se anunció esta semana en un informe de la consultora McKinsey & Company. Además se detalla, que el volumen de la riqueza mundial aumenta inequitativamente.

Un reciente informe elaborado por la consultora McKinsey & Company titulado ‘El auge del balance mundial: ¿en qué medida estamos utilizando nuestra riqueza de forma productiva?, publicado el lunes 15 de noviembre, revela que Estados Unidos ha sido desplazado de su condición como país más rico del mundo, y en su lugar, la República Popular China pasa a ser la nación que actualmente obstenta la mayor riqueza.

Tomando como base los balances nacionales de diez países que representan más del 60% de la renta mundial, China representó el 50% del crecimiento del patrimonio neto, o riqueza en todo el mundo, entre los años 2000 y 2020, y a la cuál, Estados Unidos le sigue en segundo lugar con el 22%. Mientras que Japón, ahora solo obtuvo el 11%, según los datos recopilados desde el 2000 hasta el 2020.

«En diez países que representan alrededor del 60 por ciento del PIB mundial (Australia, Canadá, China, Francia, Alemania, Japón, México, Suecia, Reino Unido y Estados Unidos), el vínculo histórico entre el crecimiento del patrimonio neto y el crecimiento del PIB ya no se mantiene», reza el documento.

En ese orden, se asegura que, «si bien el crecimiento económico ha sido tibio durante las últimas dos décadas en las economías avanzadas, los balances y el patrimonio neto que lo han rastreado durante mucho tiempo se han triplicado. Esta divergencia surgió a medida que aumentaron los precios de los activos, pero no como resultado de las tendencias del siglo XXI, como la creciente digitalización de la economía».

En ese sentido, la riqueza nacional de China ascendió hasta los 120 billones de dólares en comparación con los 7 billones que poseía en el año 2000. Estados Unidos sin embargo, aunque se quedó por debajo del patrimonio de China, en las últimas dos décadas duplicó sustancialmente su riqueza neta, hasta alcanzar los 90 billones de dólares.

En el documento además se detalla, que el volumen de la riqueza mundial aumenta inequitativamente. Tanto en China como en EEUU, y las mayores economías del mundo, más de dos tercios de la riqueza están en manos del 10% de los hogares más ricos.

En Estados Unidos por ejemplo, la cantidad de riqueza conque cuenta ese país norteño se encuentra en manos del 10% de los hogares más ricos la cuál aumentó del 67% en 2000 al 71% en 2019. En China por su parte, si en el año 2000, el 10% de los hogares más ricos poseían el 48% de la riqueza nacional, esa cifra se incrementó al 67% en 2015, aseguró el informe.

Durante ese período, resalta el hecho de que el fuerte aumento del patrimonio neto superó el incremento del producto interno bruto mundial, lo cuál se ha visto impulsado por el aumento de los precios de los inmuebles, con ayuda del la disminución de los tipos de interés.

El texto detalla, que el 68% del patrimonio neto mundial está almacenado en bienes inmuebles, mientras que el resto se ha dirigido hacia esferas como la infraestructura, maquinaria y equipos y, en un menor grado hacia bienes intangibles, como la propiedad intelectual y las patentes.

«El patrimonio neto se ha triplicado desde 2000, pero el aumento refleja principalmente ganancias por valuación de activos reales, especialmente bienes raíces, más que inversiones en activos productivos que impulsan nuestras economías», indica el documento.

Publicado en lanuevacomuna.com

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso