Argentina. No es una deuda, es una estafa

Les irresponsables del FMI sabían que el préstamo era impagable. Pero Macri y Trump insistieron; tenían sus propios intereses. Desde entonces – 2018 – el pueblo argentino viene pagando las condiciones impuestas en ese acuerdo, con un ajuste brutal por un lado, y el extractivismo recargado por otro. Convocatoria para el 22 de septiembre en calles, las plazas, las fábricas y escuelas, para rechazar este pago con una nueva Jornada de Difusión y Acción informativa .

El 22/9 el FMI exige que empezamos a devolver el préstamo, pero los Informes del Banco Central muestran que la plata fue fugada.

¿Qué pasa con la querella que inició el gobierno al respecto?

Denunció a Macri, a sus ministros de finanzas y otros responsables, pero contradictoriamente, negocia para que sigamos pagando.

El Presupuesto 2022 reflejará la exigencia del FMI de priorizar los pagos de deuda por encima de la vida. Pero aun bajando la tasa de interés, flexibilizando los plazos, es impagable y seguirá siendo una estafa, una deuda odiosa.
No tiene apuro el FMI, lo que quiere es mantener el país atado a sus intereses.

¡Las estafas no se pagan!

La deuda es con los pueblos y la naturaleza.

El 22/9 el FMI reclama el pago de U$D 1.800 millones, como primera cuota de “devolución” de lo que fraudulentamente se prestó al gobierno de Macri.

El proyecto de Presupuesto 2022, que presentará el gobierno actual el 15/9, reflejará el ajuste permanente que significa el pago de esa estafa, así como también la consolidación del modelo extractivista – más destructivo que productivo.

Es hora de unirnos en un solo grito: #FueraElFMI Que suspenden ya los pagos, para investigar, sancionar y repudiar una deuda que no debemos ni los pueblos ni la naturaleza.

Les esperamos el 22/9, en las calles, las plazas, las fábricas y escuelas, para rechazar este pago con una nueva Jornada de Difusión y Acción informativa.

Resumen Latinoamericano

Publicado en lanuevacomuna.com

 

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso