Rojas se enfrenta a su primer desafío y la política necochense es una hoguera

A mediados del año pasado, el intendente de Necochea que accedió al cargo mediante la boleta de Juntos por el Cambio, comenzó a planificar el portazo. A pesar de haber ocupado la presidencia del Puerto Quequén durante la gestión de María Eugenia Vidal, decidió abandonar el partido que lo llevó a la cúspide y volcarse hacia un nuevo armado de corte vecinalista.

El malestar entre el PRO, el radicalismo y la Coalición Cívica no tardó en llegar por razones lógicas. Los tres espacios fueron vitales para que Arturo Rojas triunfara en las elecciones de 2019 frente al jefe comunal de aquel entonces, Facundo López, que tuvo una gestión para el olvido y sufrió una estrepitosa derrota que lo borró del mapa.

Para estas elecciones legislativas, Rojas impulsó su nuevo espacio denominado Nueva Necochea, que lleva como candidatos a concejales a Ruth Kalle y Jorge Martínez, la secretaria de Salud y el secretario de Gobierno. El alcalde se encerró en sus propios dirigentes, lo que podría complicar el armado de su Gabinete luego del mes de noviembre.

Más allá de que el alejamiento de Juntos por el Cambio (ahora rebautizado como Juntos) del intendente actual, lo que se preveía como la posibilidad de un ordenamiento en el resto de las fuerzas, no fue tan así. Al igual que en la provincia, las listas que se referencian con Diego Santilli y Facundo Manes tendrán su propia interna.

Así, cada uno de los espacios fue sumando distintos apoyos y, cuando nos separan menos de dos semanas para las PASO, las fotos con referentes nacionales o provinciales cotiza en bolsa. Por el momento, en las encuestas no se vislumbran grandes diferencias y más bien los votantes se volcarán por el candidato provincial en lugar del local.

Ese es el principal escollo que deberá sortear el propio Rojas en su primer desafío como jefe comunal, teniendo en cuenta que al ser un partido vecinalista, Nueva Necochea no cuenta con demasiados adeptos por fuera de la ciudad. Por tal motivo, los sufragios se volcarían para los que tengan algún tipo de conexión nacional, lo que significaría una derrota para el intendente.

En el caso de Juntos competirán entre sí dos listas de la UCR y otras dos del PRO. Esta enorme disputa interna es lo que dejó el portazo del alcalde y, como dice el dicho, “a río revuelto, ganancia de pescadores”, y quien parece haber comprado las calas es el Frente de Todos que, con su lista de unidad encabezada por la actual edil Andrea Cáceres, tiene el camino allanado para la victoria.

El resto de los espacios, como Vamos con vos, Avanza Libertad, Agrupación Comunal Transformadora, el Frente de Izquierda y de los Trabajadores, y Principios y Valores, buscarán hacer una buena elección en las primarias para posicionarse de cara a las generales de noviembre con el objetivo de poder ingresar al Concejo para el próximo período legislativo.

Dixitp

Publicado en lanuevacomuna.com

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso