Incendio del Casino: A un año del siniestro no hay responsables ni proyectos

Este 16 de agosto de 2021 se cumple el primer aniversario del incendio que destruyó completamente el interior del Teatro Auditorium del Complejo Casino en Necochea y, hasta la fecha, no se ha podido dar ni con el responsable del inicio del fuego ni se conocen proyectos más allá del intento de venta fallido.

El 16 de agosto del 2020 las llamas de un gigantesco incendio destruyeron todo el interior de la mejor sala de teatro de la ciudad, que estaba abandonada a su suerte tras la suspensión del sistema de concesiones en el lugar. Tiempo atrás un derrumbe de buena parte de una mampostería externa obligó a las autoridades a mantener cercado el espacio.

Por el incendio los peritos detectaron más de un foco de inicio, lo que mostró a las claras que se trató de un episodio intencional. La Comuna comunicó además que realizó una denuncia sobre un ex empleado despedido que habría amenazado al intendente y a funcionarios con incendiar el lugar, pero luego no se conocieron mayores avances sobre la cuestión.

En el medio, tampoco surgieron nuevos datos sobre el cobro del seguro del lugar. Si bien la Comuna mostró los avances para realizar el cobro, no se publicaron oficialmente los montos que se iban a percibir y el asunto quedó por ahora en evaluación.

El viernes 11 de septiembre del año pasado Provincia Seguros anunció que dio un adelanto de 10 millones de pesos a las cuentas municipales, fondos que, en principio, debieran usarse para la reconstrucción del espacio destruído en virtud de un decreto del Concejo Deliberante aprobado una semana después del incendio.

Aunque el oficialismo intentó contener la propuesta, la mayoría de los concejales aprobaron un decreto para resguardar los fondos que ingresaran a la Comuna por el seguro tratando de evitar que se desvíen en otras gestiones.

Posteriormente, se sucedió el proyecto de venta y cualquier clase de arreglo del lugar o reinversión afectada al edificio pareció haber quedado paralizada o desestimada. El último esfuerzo de la Comuna conocido para mantener el lugar fue una gestión para que un suboficial de policía quede afectado de manera permanente a la custodia de todo el edificio.

Venta fallida

A través de un proyecto aprobado de manera express en el HCD, el Ejecutivo esperaba tasar uno de los bienes más valiosos de la ciudad y venderlo con una oferta piso de 9 millones de dólares en diciembre, apenas 4 meses después del incendio.

En primera instancia la inusitada efectividad de gestión para la realización de tan complejo trámite, que tenía cruzadas cuestiones de propiedad de la tierra e injerencias superpuestas, como la gestión del edificio por parte de Loterías y Casinos, generó algunas suspicacias: un incendio intencional daba pie a un negocio millonario planteado casi como si estuviera esperando su oportunidad.

Aunque algunos vecinos a pesar de las limitaciones de la pandemia intentaron hacer planteos sobre el proyecto en general, la venta terminó frustrándose sin mayores explicaciones: el único oferente cambió su oferta dos días antes de que se conocieran las propuestas, lo que hizo que la Comuna la rechazara. Puntualmente, el oferente solicitó obtener la titularidad de las tierras antes de concretar el plan de obras requerido por el pliego, según explicó el Ejecutivo al anunciar la licitación frustrada.

Las razones de ese inusitado cambio tampoco han sido explicadas, lo que dió lugar a otras versiones y especulaciones. En un sentido, se menciona que habría sucedido un eventual desacuerdo entre el inversor y el sector contratista, que consideraba que aún faltaba infraestructura en la ciudad para desarrollar un emprendimiento inmobiliario de escala en ese sector de la ciudad. Otras versiones no descartan que se habría solicitado al oferente alguna clase de requisito «extraoficial» de último momento que hizo que el inversor también cambiara sus pretensiones, haciendo caer el acuerdo.

Sea cual sea la razón por la que no se concretó el intento, lo cierto es que la gestión de Arturo Rojas contaba con los fondos de la venta del Casino para desarrollar un plan que le permitiera gestionar su mandato con recursos propios y de manera independiente del envío de fondos de Provincia y Nación, usualmente atados a simpatías políticas que, por otra parte, el intendente actualmente no tiene.

Actualmente no se conocen nuevos proyectos para el Casino y la última noticia que se conoció oficialmente pareciera más inclinada a alimentar un relato y proponer determinado clima más que a definir una línea de acción concreta: el pasado 8 de mayo la Comuna anunció que denunció penalmente que «desconocidos» habían arrojado combustible en una instalación exterior del Complejo y aprovechó la ocasión para presentar a un nuevo funcionario en el área de seguridad.

Diario 4v

Publicado en lanuevacomuna.com

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso