Dom. Dic 4th, 2022

La campaña de Abuelas para encontrar nietos entre quienes se están vacunando

El cálculo es pura matemática. Con más de 19 millones de dosis aplicadas, las campañas de vacunación en al menos dos de los principales distritos del país, la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires, ya está alcanzando a adultos mayores de 40 años con y sin comorbilidades. Cualquiera de las miles de personas que se acercan cada día a alguno de los vacunatorios puede ser une de les 300 nietes apropiados durante la última dictadura militar.

La campaña fue lanzada ayer por Abuelas de Plaza de Mayo e invita a publicar una foto en redes sociales a les mayores de 40 recién vacunades, con el hashtag #UnaDosisDeIdentidad y la consigna «si te estás vacunando en estos días, y naciste entre 1975 y 1980, podés ser uno de los nietos o nietas que buscamos». Y cierra con la ya clásica: “Si tenés dudas sobre tu identidad, comunícate con Abuelas”.

Hasta ahora, la campaña fue impulsada por les nietes Belén Altamiranda Taranto, Guillermo Pérez Roinsiblit (que se vacunó hoy mismo), Mariana Zaffaroni Islas y Tatiana Sfiligoy. Pero ya desde anoche, comenzaron a subirse cientos de fotos y la idea se viralizó. “Habíamos empezado a hacerlo hace un tiempo entre algunos nietos, de forma espontánea, hasta que Abuelas finalmente anoche la institucionalizó y nos llevamos esta sorpresa hermosa del enorme acompañamiento de la gente”, le dijo Sfiligoy a El Grito del Sur.

Tatiana, que es trabajadora de la salud, ya se vacunó con las dos dosis de Sinopharm. La campaña, dice, también apunta a apoyar la vacunación en todo el país entre la población más joven, sobre todo frente a la desinformación que circula en los medios opositores. “Muchos nietos ya nos habíamos vacunado por ser trabajadores esenciales o por tener alguna comorbilidad, pero a la mayoría ya les va tocando en estas semanas, por eso es importante que ayudemos a visibilizar que nos estamos vacunando en todo el país, para darle un respaldo a la política sanitaria del Gobierno”, aseguró.

Hay una preocupación, además, que atraviesa a Abuelas, Hijos y Familiares: la pandemia y el distanciamiento social complicaron la búsqueda de nuevos nietos. Javier Matías Darroux Mijalchuk descubrió que era hijo de desaparecidos en junio de 2019, y se convirtió en el nieto recuperado 130.

Las ganas de seguir restituyendo identidades robadas por el genocidio superan cualquier pandemia y la búsqueda sigue, aún con las complicaciones de esta época. “Por eso es fundamental que sigamos con las campañas virtuales y, además, apoyando y sosteniendo el trabajo de la Conadi, no sólo de Abuelas. Que el Estado siga investigando y apoyando la búsqueda. Por eso decimos que además de a Las Abuelas, quienes tengan dudas sobre su identidad también llamen a la Conadi, que los estamos buscando”, describió.

Pese a las dificultades, Tatiana se entusiasma con un “sueño hermoso”: “la esperanza de encontrar al nieto 131 a partir de su vacunación”.

El Grito del Sur

Publicado en lanuevacomuna.com

 

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso