VICENTIN: PESIFICAN LA DEUDA A LOS ACREEDORES COMERCIALES Y PAGARAN EN DOLARES A LA BANCA EXTRANJERA

“Tres de cada cuatro acreedores de Vicentin son productores, al 92% de ellos les pesificó la deuda y se las licuó en un 40%, y de eso ofrecieron pagar el 40% en 10 años, es decir que la licuación es del 85%”, indicó el letrado tras conocerse la resolución de Lorenzini quien levantó la feria judicial para realizar la verificar los créditos que presentaron los acreedores.

En cambio, la decisión judicial estableció que se pagarán en dólares las acreencias financieras a las entidades extranjeras y también para aquellos “bancos nacionales, acreedores en moneda extranjera” a los que “corresponde reconocer adicionalmente (si lo solicitaron y previa acreditación de su existencia), el costo por el fondeo externo dado que ello resulta razonable, para equiparar dicha situación con la de aquella banca con sedes en el extranjero y fondeo propio en sus mercados de capitales”, indicó la resolución de Lorenzini.

“Debemos considerar la situación de las entidades bancarias nacionales las cuales para ser competitivas, cargan con un costo adicional por el acceso a dichos mercados, comparativamente con aquella banca cuyo mercado de capitales se monetiza naturalmente en dólares”, agregó.

“Se tendrá presente la causa del crédito, a los efectos de establecer la moneda en que fue pactada cada obligación dineraria, por cuanto muchos bancos nacionales realizaron operaciones en dólares estadounidenses pero las acreditaciones fueron concretadas en pesos al cierre de cambio con el BCRA. No obstante ello, tratándose de pre-financiaciones para exportaciones deviene indiscutible la existencia de un obligación de dar sumas de dinero pactada en moneda extranjera, por su propia naturaleza jurídica”, agregó la resolución.

La deuda con el Banco de la Nación
Del anexo correspondiente se desprende que sólo al BNA se le reconoce la deuda en dólares por u$s 296,8 millones, mientras que al resto de las entidades nacionales se las pesifica, como es el caso de Banco Hipotecario, Nuevo Banco de Entre Ríos, Banco de la Provincia de Buenos Aires, Santander Rio, Nuevo Banco de Santa Fe, Macro e Itaú.

En esa misma grilla el juez incluye a Oleaginosa Moreno, que tiene acreencias verificadas por u$s 14 millones correspondientes a tres causas correspondientes a “préstamo para capital de trabajo, fazón y oferta de servicios de molienda”, cuyo pago “se efectuará en pesos de la República Argentina, al tipo de cambio de la fecha del día anterior al desembolso”, estableció Lorenzini en la resolución de ayer.

“Esta es una diferenciación de trato entre actores de un solo mercado totalmente dolarizado”, argumentó Feldman y señaló que esto implica “dejar el control de la empresa en manos extranjeras y no en bancos nacionales, salvo el Nación, en una clara postura estratégica”.

Por su parte, el diputado provincial Carlos del Frade, integrante de la comisión de información y seguimiento del caso Vicentin en la Legislatura, indicó que “una vez más ganaron los bancos internacionales, la matriz de la financiarización de la economía, y aún no queda claro cómo y cuándo cobrará el Banco Nación”

Lorenzini, a través de resoluciones firmadas el 13 de enero, detalló los créditos en documentos que dividió entre acreedores de bienes y servicios, financieros, fiscales, granarios y de accionistas y sociedades, en tanto a través de una de ellas designó como subinterventor al abogado rosarino Guillermo Nudenberg.

El juez dijo que “han concurrido tempestivamente a verificar sus créditos un total de 1.321 acreedores granarios, de los cuales 1.065 formularon su pedido en pesos, mientras que otros 390 lo han hecho en dólares estadounidenses”. Aclaró que “el total de los peticionantes en ambas monedas totaliza 1.455 acreedores concurrentes, dado que 134 de los mencionados formularon pedidos en ambas monedas”.

Los reclamos de ese sector representan en conjunto “una suma total de $ 19.172.796.333,23 y u$s 166.360.452,56, cuya verificación se pretendió”.

El juez aclaró que admitió 1.290 acreedores granarios, de los cuales 111 son admisibles en dólares y 1.266 en pesos, con un total de algo más de $ 23.956 millones y u$s 31,2 millones.

Para ponderar los intereses en pugna, “confrontando por un lado la posibilidad de mantener el valor de los créditos granarios en dólares y por el otro, la taxatividad de los artículos 19 y 127 de la ley de concursos y quiebras”, el juez resolvió tomar “el valor de cotización del grano entregado, conforme pizarra de cotizaciones del mercado local, a la fecha de la presentación concursal”.

Es decir, de este modo se estarían liquidando a los acreedores comerciales las deudas a un dólar de 63,29 pesos si se toma la cotización oficial de la divisa el 10 de febrero de 2020 cuando Vicentin se presentó en concurso preventivo, lo que representa una clara licuación de la deuda para con la mayoría de los damnificados por el default de la agroexportadora.

Inadmisibles
Por otra parte, en el apartado correspondiente a la verificación de los créditos de accionistas y directores, que solicitaban pago en dólares, el juez decidió también pesificarlos. “Los pagos efectuados (tanto en concepto de dividendos o pago por honorarios) fueron abonados y asentados en pesos. Ello surge también de las actas de directorio, de asamblea y estados contables analizados. En razón de ello, siguiendo la opinión de la Sindicatura, los créditos reclamados serán verificados en pesos”, indicó la resolución.

Allí, el único accionista al que se le fue rechazada la verificación de créditos fue al ex director financiero de la compañía Roberto Gazze, por “no presentar la documentación correspondiente”.

En cambio, admite los créditos de todo el resto de los accionistas entre los que figuran las familias como Buyatti, Vicentin, Nardelli, Padoan, entre otros.

Tampoco se verificó, por considerarlos “inadmisibles”, los créditos reclamados por Vicentin Paraguay SA y Diferol SA, indicó la resolución del juez de Reconquista.

Para Feldman estas dos últimas, el rechazo a Vicentin Paraguay y al crédito de Gazze, son “prebendas baratas y una maniobra de distracción de parte del juez Lorenzini que nos robó la billetera y nos invitó a almorzar”.

“Es imprescindible saber que Vicentin fugó 795 millones de dólares entre agosto de 2019 y enero de 2020 que eran propiedad del pueblo argentino y que esa maniobra delictiva no debe quedar impune”, indicó Del Frade.

El legislador indicó que, por otra parte, “el juez Lorenzini debe admitir que Vicentin no es solamente Vicentin Saic si no un conglomerado de empresas en la Argentina y otros países y que, de hecho, en febrero de este año seguirán las investigaciones sobre lavado de dinero a través de Vicentin Paraguay”.

LA CAPITAL

PUBLICADO EN LANUEVACOMUNA.COM

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso