Jue. Sep 29th, 2022

NADIE RESISTE A UN ARCHIVO: LE TOCO AL INTENDENTE DE LOBERIA

No llore Intendente, no llore

La fe de los conversos es una fe recalentada, exagerada. Es una fe alimentada por una pasión desproporcionada. Es por ejemplo, la de aquellos que nunca antes se habían ocupado del tema Derechos Humanos y ahora quieren aparecer en la historia como los verdaderos dueños del tema.

El 24 de marzo de 1976 tenía 26 años, ya era un hombre, no un pibe. Seguramente, al igual que durante toda su vida un buen vecino.

En esos años, toda la información disponible señala que no militaba en política; como millones de argentinos y miles de loberenses.
En los años oscuros de la dictadura, hubo loberenses desaparecidos y en esos mismos años, en nuestra «Patria chica» hubo dos comisionados municipales. Uno fue Manuel Leitao y el otro Salvador Mastropierro.
Llegó la etapa democrática y los partidos políticos se llenaron de hombres y mujeres con historia militante y centenares de jóvenes ilusionados con el futuro. En aquel entonces tampoco militaba en política; era un profesional responsable y buena persona, hecho que le permitió tener prestigio entre sus pares.
La joven democracia se fue consolidando con sus aciertos y errores.
Uno de esos aciertos, tal vez el más importante, es que se juzgó a los militares y se los declaró culpables. Y cuando el gobierno peronista de Carlos Menen llegó al poder, indultó a casi 300 personas. Nadie debe equivocarse, ni olvidarlo; Jorge Videla y Emilio Massera, entre otros estaban en la cárcel cuando el peronismo llegó al poder. Y dejaron de estarlo por decisión del gobierno de Menem.
Me pregunto ¿alguien se acuerda cuántos en nuestra Lobería se opusieron al indulto?
De los dirigentes políticos de entonces recuerdo escuchar a muchos peronistas, a muchos radicales y socialistas. Por nombrar solo algunos me viene a la memoria el nombre de Osvaldo Bisciotti, Hugo Arrighi, Ricardo Jano, Chiche Sabaidini, Guillermo Barbería, Pepe Fioramonti o José Pifano; quienes en forma pública o en el Concejo Deliberante gritaron a viva voz el retroceso que en materia de derechos humanos significaban los indultos.
No hay registro en los medios, ni en el Concejo Deliberante de la palabra del actual intendente, quien ingresó a la vida política de la mano del Dr. Luis Chalde, un dirigente perteneciente y defensor del ex presidente nacido en La Rioja sobre los indultos de la década del ´90.
La democracia siguió con logros y al mismo tiempo con problemas no resueltos.
En 1.999 el actual Intendente ganó la interna del Partido Justicialista, destronando el liderazgo que desde 1.983 ostentaba el Dr. Chalde.
El profesor Hugo Rodríguez, ganó esa interna y otorgó la candidatura a Intendente a quien había sido comisionado municipal de Lobería en la última etapa  del llamado Proceso de Reorganización Nacional.
Llega el año 2.003, el profesor Rodríguez ganó las elecciones y desde entonces tengo la impresión que tiene una clara intención de quedarse en Lobería con la  bandera de los derechos humanos como si realmente esa bandera pudiera tener dueño.
Hemos podido ver y escuchar en todos estos años que el Intendente nombra a los desaparecidos loberenses como si hubiera compartido su lucha, hemos podido ver el pasado sábado 24 las lágrimas del jefe comunal en la Plaza de la Memoria.
Hoy es muy fácil descolgar cuadros del Colegio Militar o sacar pecho en el Concejo Deliberante en nombre de los desaparecidos. Lo que era difícil y para lo que se necesitaba mucho coraje era reunirse en forma clandestina para ver como se podía recuperar la democracia o también para juzgar a los militares cuando tenían la totalidad del poder.
Por eso, no llore intendente, no llore.
Deje el llanto para los familiares y amigos de los loberenses desaparecidos.
Usted gobierne y no sobreactue y recuerde siempre que Usted se corrió en 1.999 como candidato a Intendente del partido fundado por Juan Perón, para darle paso y acompañar a un hombre que había sido candidato en los años ´80 de la UCeDé y que avaló más que cualquier otro vecino la dictadura.

EL SENDERO DE LOBERIA

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso