DOLAR: UNA TRAMPA QUE PAGAREMOS TODOS

 
DEJAR RETRASAR EL DOLAR ES UNA TRAMPA QUE PAGAREMOS TODOS
 
Como si estuviéramos en otras épocas, volvió el dólar paralelo a nuestra economía; y ya muestra una brecha cercana al 30% con el oficial. Acorde a una larga experiencia eso preanuncia situaciones muy conflictivas, que recaerán como siempre mas sobre los de abajo que sobre los de arriba.
 
Hace ya varios años que el gobierno kirchnerista se olvidó de que el suyo -por propia definición- era un modelo de "cambio competitivo". Es mas, hasta ya no recuerdan que la salida de la nefasta convertibilidad, instaurada por un tal Domingo Cavallo, fue lo que permitió sacar en su momento a la economía argentina del abismo; y usan argumentos para justificar lo que hacen de incontrastable cuño neoliberal.
 
¿Qué sucedió para que dieran tal voltereta? Que Moreno, hace rato y mas allá del chamuyo, les dio vía libre a los sectores concentrados de la economía para que, en lugar de invertir, aumentaran los precios. Cuando estos amenazaron dispararse mas de la cuenta por la angurria de aquellos, no tuvieron mejor idea que planchar el dólar; subestimando por muy subalternas intenciones, lo que termina por suceder cuando en este país se permite la revaluación de su moneda. O tal vez se entusiasmaron con que, como decía Carlos Menem, así nos iríamos al primer mundo.
 
Uno, dos, tres años de inflación de dos dígitos y devaluación de uno terminaron por generar lo que ya se conoce. Lo explica en forma brillante el periodista de Página 12, Claudio Scaletta "Los defensores del actual estado de cosas esgrimen argumentos válidos. La competitividad, dicen, no puede sostenerse sólo por la vía cambiaria y debe mejorarse la productividad. Con resonancias noventistas, agregan que la revaluación es buena para los salarios. Con inobjetable criterio, suman que devaluar es además inflacionario. Pero el problema de fondo es hasta cuándo, o más precisamente, hasta cuánto pueden crecer los costos en dólares sin afectar el crecimiento, el empleo y, finalmente, la distribución del ingreso. Más cuando el freno provocado por la revaluación aparece recién cuando el daño ya está hecho".
 
Ahora, cuando el agua les llegó al cuello con el atraso cambiario, Moreno descubrió la gran y mágica solución para el problema: frenar las importaciones y meter un corralito para los dólares. Por cierto en situaciones de crisis económica internacional no está mal tener un control sobre las importaciones, para que no entren estas a precio de dumping y para garantizar el adecuado superávit comercial; todo gobierno serio lo haría. Como tampoco es equivocado tener bajo la mira al mercado de cambios, para evitar los habituales manejos especulativos de los grandes capitales, en especial en estos contextos.

Pero a dejarse de joder, con un dólar cuyo valor va en dirección a ser el del uno a uno, si es que ya no llegó a eso, aquellas medidas del gobierno solo abonan el camino a que explote la bomba bomba cambiaria, mas temprano que tarde. Ya sabemos quienes pagan el pato cuando eso irremediablemente sucede. No son los funcionarios que viven en Puerto Madero.
 

HUMBERTO TUMINI

 MOVIMIENTO LIBRES DEL SUR – FRENTE AMPLIO PROGRESISTA

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso
A %d blogueros les gusta esto: