Sáb. Ago 13th, 2022

DICEN EN LOS PASILLOS… ¿QUE ESTA PASANDO EN SALUD?


Descalabro en la Salud pública


Busque la palabra «descalabro» en el diccionario: herida, adversidad, contratiempo, perjuicio, infortunio, pérdida, revés, desastre. Desde hace tiempo, circulan rumores de todo tipo acerca del área de Salud, del hospital Irurzun, del hospital Ferreyra, en el servicio de emergencias, etc., etc,.

– Quienes circulan por los pasillos del nosocomio de Necochea, escuchan que varias ((unas cuantas) personas que han ingresado en los últimos meses aún no han cobrado sus salarios. Contratados, de planta permanente, destajistas, con sueldos de otras dependencias, de la forma que fuere… no cobran y están que trinan.
– Otro de los rumores dice que una remesa de insumos hospitalarios básicos dirigido al hospital Irurzun de Quequén, ingresó y salió al día siguiente rumbo al hospital Ferreyra de Necochea.
– Este cronista pudo escuchar de boca de pacientes internados en el Ferreyra que las propias enfermeras tienen la ingrata tarea de indicarles a los enfermos que se procuren sus propios elementos para curaciones: algodón, gasas, cintas, alcohol, etc. «¿Por qué? Porque no hay». Lo mismo ocurre con elementos indispensables para pacientes con diabetes como son las tiras de reactivos para medición.
– Un tema que sigue sin soluciones efectivas: los residuos patogénicos. Cada tanto se acumulan deudas con las empresas dedicadas al traslado y tratamiento de este tipo de residuos por lo que se suspende el servicio. En una de las dependencias hospitalarias se estarían acumulando indiscriminadamente hasta tanto se resuelva la contingencia.
– Frente a la acumulación de deudas con las farmacias de la zona, desde el propio hospital se sale a la «caza» de fármacos para sus pacientes:  ya es casi habitual la consulta y pedido desesperado de determinados medicamentos a casi todos los sanatorios y hasta a médicos de consultorios privados.
– Poco tiempo atrás, habría habido una importante erogación de dinero (se habla de 2 millones de pesos) destinado a la compra de insumos pero que se habrían quedado en el camino. ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Quiénes? Los concejales están con ese tema y se anticipan un fuerte ventarrón para esta semana.
En medio de todo esto, la crisis en la conducción del área de Salud ya se llevó puestos a varios funcionarios. Fue evidente que el nombramiento del Dr. Héctor Martitegui en el hospital de Necochea tuvo la intención de frizar los posibles conflictos salariales con los profesionales del área. Pero más tarde o más temprano, esa estrategia no va a alcanzar frente a una crisis galopante.
Es válido incorporar en este panorama la delicada situación económica que atraviesa la provincia de Buenos Aires y la mala relación política con la Nación. Los vasos comunicantes están debilitados o rotos, por lo que no circula dinero necesario para auxiliar a los hospitales como los de nuestro distrito. Algo de dinero llegó (recordar los subsidios entregados por los ministros Alejandro Collia y Juan Luis Manzur) con la etiqueta «Salud» pero todo el mundo sospecha que finalmente fue destinado al pago de salarios del personal municipal global.
En estos días, se empieza a cuestionar la gestión municipal de nueve meses del intendente Horacio Tellechea y su equipo. Es que la gente se da cuenta que «gestionar» no es sólo brindar conferencias de prensas y pintar murales en los paredones de la ciudad. El área de salud municipal tiene la altísima responsabilidad de cuidar de la vida de los ciudadanos y quienes ejercen la función pública parecen (cada día más) no estar a la altura de las circunstancias.
A pesar de todo, los hospitales y las salitas siguen funcionando. Cada día los profesionales y trabajadores de la salud local están en su trinchera. Ellos son concientes del descalabro y es por eso que saben que tienen que poner todo de sí para brindarle a los necochenses y quequenenses la atención sanitaria que se merecen.

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso