ACTUALIDAD

Se suman argumentos en favor del Canal Magdalena

Más minucioso imposible. En un documento de 89 páginas al que tuvo acceso Transport & Cargo, los ingenieros Hernán Darío Orduna y Héctor Ricardo Retamal, refutan punto por punto los “Estudios Técnicos y Económicos sobre el Canal Magdalena”, llevado a cabo por Serman & Asociados S.A y patrocinados por la Cámara de Puertos Privados Comerciales (CPPC). Asimismo, Orduna y Retamal suman una comparación y demuestran las características superiores del Canal Magdalena respecto del Canal Punta Indio.

A estos profesionales no les falta chapa para expresarse. Orduna es ex presidente de las delegaciones argentinas ante la Comisión Administradora del Rio de la Plata (CARP), la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU) y la Comisión Técnica Mixta del Frente Marítimo. Retamal, por su parte, es ex delegado ante la CARP y la CARU.

Los expertos, citan párrafo por párrafo del estudio para refutar cada uno de sus conceptos, al tiempo que agregan información de valor que justifica la puesta en marcha cuanto antes de las obras para concretar el Canal Magdalena.

Luego de afirmar que el estudio de Serman omite reiteradamente la mayor extensión del Canal Punta Indio con respecto a la salida más directa del Canal Magdalena, Orduna y Retamal apuntan al menor costo de fletes que registra este último.

Al igual que en transporte terrestre, en el transporte fluvial todos los costos, ineficiencias y pérdidas se trasladan directamente a alguna de las dos puntas de la cadena, ya sea el productor o el consumidor final. En este sentido, una mejora de estas características como las del Canal Magdalena respecto del Canal Punta Indio permitirá varios beneficios.

Las numerosas ventajas técnicas detalladas conllevan:

Menores costos del transporte fluvial por menor volumen de dragado del Canal Magdalena respecto al Canal Punta Indio.

El proyectado Canal de Navegación Magdalena presenta un requerimiento bastante menor en el volumen de dragado de mantenimiento anual frente al Canal Punta Indio, acompaña el sentido de las corrientes de marea y coincide en la dirección de las mismas, generando una menor carga de sedimentación, requiriendo menores gastos de mantenimiento en el dragado.

Además:

Menor costo de tripulación.

Menor costo de combustible.

Menor costo de honorarios de prácticos.

Menor costo de seguros.

Y todo eso es menor flete y menor peaje y, por lo tanto, un mayor precio de venta para los productos exportables y un menor precio de compra para los bienes importados.

Este impacto genera una ventaja directa en el desarrollo económico nacional. Y si se licita ya la obra del Canal Magdalena los usuarios comenzarán a pagar antes menor flete y menor peaje.

Respecto a los ingresos directos e indirectos que generará el Canal Magdalena sobre la economía local y nacional también se deslizan críticas:

Y vale reiterar que ya hay diversos artículos periodísticos uruguayos que lamentan esta consecuencia por lo que significará para la economía de la República Oriental del Uruguay, obviamente, en beneficio de la economía de Argentina. Esta ventaja -que tal vez no es del interés prioritario para los contratantes del estudio (de Serman & Asociados), pero sí lo es para el Estado que debe velar por el interés de todos los argentinos.

Cronista

Publicado en lanuevacomuna.com

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso