INTERNACIONAL

“En España no habrá ni un Abascal, ni un Trump, ni un Milei”

Pedro Sánchez encabezó un acto del PSOE en Madrid tras su regreso de la reciente visita en Medio Oriente que trajo consecuencias por su condena a los crímenes de Israel en la Franja de Gaza.

Su posición diplomática fue parte del discurso ante la tribuna socialista y ha planteado: “Condenar los viles atentados de una banda terrorista como Hamás y al mismo tiempo condenar la matanza indiscriminada de civiles palestinos en Gaza no es una cuestión de partidos políticos, ni de ideologías, es una cuestión de humanidad”.

Israel acusa a Sánchez de “dar apoyo al terrorismo” de Hamás y abre una crisis diplomática con España

La reacción del gobierno de Israel ha generado enfado en Sánchez. Las autoridades israelíes consideran que esas afirmaciones “dan apoyo al terrorismo”. La reprimenda diplomática cayó muy mal en Moncloa. El ministro español de Exteriores, José Manuel Albares, calificó esas palabras como “totalmente falsas e inaceptables”.

Y en respuesta a las acusaciones, anunció entrada la noche en una entrevista en TVE que convocó a la embajadora israelí en España para que explique estas acusaciones, que calificó de “especialmente graves”.

Antes del choque diplomático, el propio Netanyahu repudió la actitud de Sánchez a través de un comunicado, en el que condenó sus declaraciones porque “no ponen plena responsabilidad sobre Hamás por los crímenes contra la humanidad que ha perpetrado: masacrando civiles israelíes y usando palestinos como escudos humanos”.

Condenar los viles atentados de una banda terrorista como Hamás y al mismo tiempo condenar la matanza indiscriminada de civiles palestinos en Gaza no es una cuestión de partidos políticos, ni de ideologías, es una cuestión de humanidad

En ese sentido, el ministro de Exteriores, José Manuel Albares, ya ha reaccionado a este conflicto diplomático con la llamada a consultas de la embajadora de Israel en Madrid y la respuesta de que las acusaciones contra España son “totalmente falsas” e “inaceptables”.

De todas formas, en paralelo a las vías diplomáticas abiertas por el Gobierno por Israel para alojar las tensiones, Sánchez ha utilizado esta crisis para reforzar su narrativa contra el PP.

“Sé que es imposible pedir a esta oposición, que siempre está en el no, su apoyo. No le pido que esté con el Gobierno pero sí con los derechos humanos”, dijo Sánchez.

Sánchez cargó de nuevo contra el PP por dejarse “parasitar” por “el discurso de odio y rabia” de Vox y anunció su intención de alcanzar un pacto de Estado por el colectivo LGTBI frente a aquellos “que niegan la diversidad”.

Además, reafirmó la intención del PSOE de abolir la prostitución y vinculó los ataques a la sede de Ferraz con la ola reaccionaria que recorre el mundo. “Nosotros sí tenemos un proyecto para España, la derecha y la ultraderecha solo insultos para la mitad del país”, afirmó. Sobre la amnistía indicó que “va a beneficiar hasta a aquellos que se movilizan contra ella porque van a vivir en un país más unido que nunca”.

Vemos a líderes como Milei, como Trump o como Meloni, diciendo que tenemos que cerrar nuestras fronteras, que no podemos tolerar sociedades abiertas en las que se acepte la pluralidad

Sánchez ha decidido sacar pecho de la garantía de “su gobierno progresista” frente al avance de la ultraderecha en Europa y América Latina y se mostró como el referente principal de defensa de la estabilidad de Europa ante los ultras.

“Vemos a líderes como Milei, como Trump o como Meloni, diciendo que tenemos que cerrar nuestras fronteras, que no podemos tolerar sociedades abiertas en las que se acepte la pluralidad”, señaló e invitó a decidir si afrontar las transformaciones “de inclusión social” o echarse “en manos de personas que quieren volver a un pasado que creen que fue glorioso, algo que es tremendamente falso por injusto”.

La Política Online

Publicado en lanuevacomuna.com

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso