Vie. Ene 27th, 2023

OPINION: «NO PUEDE HABER CIUDADES RICAS Y PUEBLOS POBRES» POR ROSANA SERRANO


«El NUEVO MUNICIPIO será una revalorización del habitante de Quequén»

La creación del NUEVO MUNICIPIO DE QUEQUEN traerÍa muchos beneficios a los habitantes, pero sobretodo nos darÍa libertad para decidir nuestro futuro, para desarrollar nuestras potencialidades, para planificar nuestra ciudad.

La libertad es un derecho y un bien preciado que implica la libertad de elegir. Sería bueno que los quequenenses entendamos que tenemos derecho a elegir nuestros representantes sin tener que depender de otras personas que no habitan nuestra zona que no tienen nuestra idiosincracia y nuestra cultura.

Esto traería una dignidad nueva y una revalorizacion para el habitante de Quequén. Con dolor observo un fenómeno que le ocurren a aquellos que están sumidas en una situación de opresión: los mismos habitantes no nos damos cuenta de lo discriminados que estamos en muchos aspectos.

Estoy convencida que la independencia política es la herramienta para solucionar las cuestiones sociales. Hoy por hoy, la realidad nos demuestra que las instituciones y gobiernos que tienen las herramientas para solucionar la problemática social, no la soluciona.

Desde mi rol de empresaria, considero que el desarrollo de nuestro potencial traerá seguramente muchos beneficios tanto por la laboriosidad de nuestra gente, por nuestra ubicación geográfica, por el puerto como motor de desarrollo, por la recuperación de la actividad pesquera, por la industrialización de productos primarios que se exportan actualmente sin procesar, en fin… A futuro, hay todo un mundo abierto de oportunidades.

Pero es necesario que el desarrollo económico vaya de la mano del desarrollo social y del bienestar de la comunidad. En Quequén hay una marcada diferencia entre los sectores industriales productivos y el desarrollo del pueblo. No puede haber ciudades ricas y pueblos pobres, y esto lamentablemente se repite en muchos lugares de la provincia.

Ese desarrollo no tiene sentido, no sirve vivir en una situación donde hay falencias en la calidad de vida de la comunidad.

No nos sirve exportar, exportar y exportar si no tenemos un buen sistema sanitario que  cubra la salud de la población o si hay falencias en la infraestructura de los servicios esenciales.

Mi familia siempre fue autonomista. Mi padre nació en Balcarce y vimo a vivir a Quequén hace 50 años. Mi madre asistió siempre a las movilizaciones autonomistas y siempre nos llevó a nosotras, sus hijas, a todas las actividades. Por eso esta lucha es parte nuestra también.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso