Vie. Feb 3rd, 2023

OCURRE SOLO EN NECOCHEA: CONTINUA EL PEREGRINAJE DEL «JUEZ SIN JUZGADO»





EL JUEZ SIN JUZGADO, SIN EMPLEADOS, SIN MUEBLES Y SIN COMPUTADORA. 




«Cuesta poner en funcionamiento el Juzgado»

Cuando en diciembre de 2011 el Dr. Lucas Donato asumió como titular del flamante Juzgado de Faltas Nº 2 jamás imaginó el largo peregrinar que tendría por delante. A casi dos años de su creación, Donato sigue comprando de su bolsillo las resmas de papel, las lapiceras y escribiendo los dictámenes con su propia computadora personal. El Estado Municipal, otra vez ausente.

La historia es increíble pero real. En el final del mandato del ex intendente Daniel Molina creó el Juzgado Municipal de Faltas con Competencia en Derechos del Consumidor con el objetivo de complementar el accionar de la OMIC (Oficina Municipal de Información al Consumidor).

La sanción de la Ley 24 240 que ampara los derechos del Consumidor fue un disparador para que en varias ciudades de la provincia se crearan estos juzgados especializados en la materia. En Mar del Plata se creó el tribunal en 2009 y al día de hoy a raíz de los casos tratados por el Juzgado de Faltas, se aplicaron multas por más de 3 millones de pesos. El rubro telefonía sigue a la cabeza de los reclamos y los casos más graves se dan en los rubros de salud y bancos.

Sin embargo, en Necochea la concreción del Juzgado sigue trabada al día de hoy. Precisamente, este asunto fue una de las «faltas graves» por las que fue destituido el intendente Horacio Tellechea por el Concejo Deliberante local.

«Trabajo con mi computadora personal que llevo y traigo todos los días»

En una entrevista para LANUEVACOMUNA.COM, el Juez Donato señala que a pesar de la nueva gestión del intendente interino José Luis Vidal «cuesta poner en funcionamiento al juzgado».

«Hubo un avance ya que pude cobrar los salarios adeudados recién en el pasado mes de junio» contó el Juez sin Juzgado pero también aclara otras cosas insólitas: la comuna no paga el alquiler del local en donde funciona el juzgado como así tampoco el mobiliario o los gastos de papelería y viáticos.

El Juez Donato  aún sigue esperando que el intendente le asigne algún empleado municipal para las tareas administrativas o de maestranza. Mientras tanto resuelve los casos en su singular despacho ubicado en la planta baja de una galería comercial, realiza la mayoría de las diligencias judiciales en forma personal y hace las compras cotidianas de artículos de librería con plata de su bolsillo. Por si hiciera falta aclararlo, el Juez cuenta que también limpia y barre su oficina todos los días.

«Cuesta poner en funcionamiento el Juzgado» repite y tiene razón.

Alfredo Barros /LANUEVACOMUNA.COM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso