ACTUALIDAD, EN NECOCHEA

“Lo único que nos falta es que venga el gobernador a Necochea para ver si se controla todo”

El debate en el Honorable Concejo Deliberante por una petición al gobierno provincial de que se retome la presencialidad en las aulas en Necochea (aún a pesar de que el distrito se encuentra en fase dos de las restricciones por la pandemia de CoVID19), un proyecto que es impulsado por el propio intendente Arturo Rojas, extendió la búsqueda de responsabilidades sobre las medidas restrictivas adoptadas por el gobierno presentando una batería de argumentos con criterio que debe ser leído en clave política (y electoral) más que sanitaria).

Es que el tratamiento de la cuestión en el HCD fue el corolario de una serie de movimientos por los cuales la Comuna sentó una posición opuesta al criterio de la provincia para ordenar sus restricciones y configuró finalmente un claro punto de partida desde el cual la gestión Rojas comenzará a perfilar su campaña para las elecciones legislativas de noviembre.

Ante la avanzada oficialista, fue la concejal del Frente de Todos-Unidad Ciudadana la que mejor estableció una contestación, expresando directamente que las restricciones de fase dos están directamente relacionadas con la falta de controles del estado municipal sobre comercios y actividades deportivas.

“Tenemos que evaluar qué es lo que hace que estemos en fase dos, porque claro, es facil echarle la culpa a los vecinos y las vecinas que se juntan, que las fiestas clandestinas, que el partido de fútbol… o sea, es fácil, pero quien tiene que controlar qué es lo que pasa adentro de los locales comerciales, qué es lo que pasa adentro de los locales gastronómicos, es el Departamento Ejecutivo Municipal”, lanzó la concejal.

“Nosotros (creo que no solamente yo… más concejales y concejalas también) escuchamos decir en la mesa de comisiones que la definición era no clausurar a quien no cumpliera con los protocolos”, agregó. “Me parece bastante irresponsable poner en duda sobre si estamos en fase 2, si está bien determinada la fase y el criterio…”, señaló la edil. Momentos antes, el concejal Guillermo Sánchez había mencionado que había distritos en fase 2 que dictaban clases presenciales, algo que en realidad nunca sucedió. Antes que él, la propia secretaria de Salud Ruth Kalle había seguido un discurso electoral similar en la carpa de los “padres organizados”.

La concejal mencionó el aporte de Nación para nuestro distrito de cerca de un millón y medio de pesos para asistir con útiles y papelería a estudiantes con dificultades. Además, existió la posibilidad de trasladar a docentes en transportes escolares a través de un permiso de la provincia que el Concejo Escolar negó, según la concejal, “por un capricho burocrático”.

“Se está aportando mucho y lo único que nos falta es que venga el gobernador venga acá a Necochea para ver si se controla todo lo que se tiene que controlar a nivel municipal y que no tengamos que cambiar de fase”, sostuvo Cáceres y argumentó: “¿Y por qué digo esto y me atrevo a decirlo? Primero porque lo hemos escuchado acá en la sala de comisiones, porque lo hemos visto y porque extrañamente ayer recibo un mensaje de una persona que está en un club, que me pregunta si las actividades en los clubes están permitidas porque desde la municipalidad le dijeron que desarrolle las actividades tranquilamente, pero que no publiquen fotos en las redes porque no está permitida la actividad”.

La versión de que el municipio está permitiendo actividades deportivas y comerciales de un modo que excede los protocolos permitidos en la fase dos son una de esas cosas que suceden en Necochea: todos lo saben pero nadie se anima a reconocerlo. La concejal Cáceres cuestionó: “¿Entonces dónde está la responsabilidad y el esfuerzo para que pasemos a fase 3 y que volvamos a tener la presencialidad? ¿Cuál es el rol que asume el departamento Ejecutivo Municipal si en vez de cuidar a la gente le dice que desarrollen sus actividades pero que no saquen fotos?”

“La verdad es que creo que más que este tipo de gestiones, el señor intendente debería ver la manera de controlar lo que pasa ya sea para que podamos rapidamente pasar de fase y no estaríamos discutiendo esto porque la verdad es que discutir presencialidad sí o no es un disparate: todos y todas queremos la presencialidad en las escuelas pero también hay un rol de responsabilidad que asumir que no se está asumiendo”, sostuvo.

La presencialidad en las aulas de las escuelas es actualmente el slogan electoral que eligió seguir la Comuna como parte de su estrategia electoral, basada en consultas periódicas de focus group que reaccionan al tandem entre la agenda mediática y las medidas del gobierno y avanza con un criterio proselitista cada vez más alejado del discurso de cuidados en salud que permitió a la gestión Rojas gobernar por decreto y en emergencia practicamente desde que asumió el gobierno municipal en 2019.

Diario 4V

Publicado en lanuevacomuna.com

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso