ACTUALIDAD

Esteban Rodriguez: “La economía ingresó en su fase electoral”

Está claro que se discuten dos visiones muy distintas de país económicamente hablando, hay dos frentes electorales muy polarizados.

Por un lado vemos una fuerte inclinación de los mercados a ordenar el país para la exportación de productos primarios, que concentra rentabilidad en pocas manos (un sector de la economía que no tracciona la generación de empleo)  también es el único sector que ingresa dólares al país. Proponen sin decirlo, volver a tener desregulaciones cambiarias, y una economía abierta para importar y exportar sin límites.

Esta orientación va en desmedro del sector industrial, que incluye a la pequeña y mediana empresa, que aporta el 50% del PBI. Y genera el 85% de la mano de obra registrada.

En países emergentes como el nuestro, con grandes extensiones de territorio y una población que ya supera los cuarenta y cinco millones de habitantes. La experiencia vivida no le ha dado respuestas satisfactorias a la necesaria distribución básica de ingresos que tiene una sociedad para funcionar.

En los tres procesos que se aplicaron estas recetas económicas; la dictadura, el menemismo y el último gobierno de JxC que aplicaron recetas neoliberales, dejaron un país empeñado  con deudas externas muy abultadas, comprometida su soberanía económica  para tomar decisiones que saquen de la pobreza estructural, en la que han “caído” más del 40% de la población argentina.

Esta orientación política cuenta con el respaldo de los grupos económicos más concentrados de la argentina. Ahí se juntan AEA, (techint, Clarín) SRA y la mesa de enlace y sectores financieros internacionales (banca extranjera), junto a la nueva orientación que de la UIA,  Respaldados por multimedios concentrados como La Nación y Clarín y todas sus repetidoras en el país y en el mundo. Una aplanadora mediatica.

Estos sectores definen su política económica con dos variantes que se pueden aplicar en economía. “inversiones y exportaciones” (economía globalizada) que deja afuera a la mitad de la población.

En la otra punta de la economía está La producción y el trabajo, apuntando a un desarrollo industrial que genere empleo y mejore la distribución, invirtiendo en ciencia y tecnología, pilar estructural del nuevo mundo.

Al mercado interno hay que cuidarlo,  generando  un  proceso  de crecimiento sostenido, potenciando los recursos diversificados que tiene nuestro país, mejorando los ingresos de la población, Porque ahí viven y trabajan la mayoría de los argentinos.

Esta orientación económica,  visualizó la necesidad de acompañar durante la pandemia a empresas de todo tipo, chicas, medianas y grandes con los ATP  que permitió sostener el empleo, sumando la cláusula de indemnización doble en despidos injustificados.

Se Suspendieron  juicios y embargos que afectaban a la pequeña y mediana empresa, se implementaron moratorias amplias y con plazos largos, quita de intereses etc. Los bancos oficiales lanzaron líneas de crédito a tasas subsidiadas con tres o seis meses de gracia según el caso. Sólo acompañó esta iniciativa la banca oficial y un banco privado (El credicoop)

El IFE, la tarjeta alimentar, el aumento de la AUH, los bonos a jubilados y los medicamentos gratis, congelamiento de tarifas de la energía. Estas decisiones volcaron su efecto al consumo, sosteniendo a un mercado interno que venía sumamente golpeado desde el 2018.

Un dato para tener en cuenta, hoy la industria está ocupando el 65% de su capacidad, 3 puntos más que en el 2019. Falta el consumo para ingresar en un proceso virtuoso.

La Ley que ascendió  los mínimos de ganancia para todos los trabajadores a 150 mil pesos, que este mes, además del aguinaldo, se va a notar en el aumento del consumo, porque se calculan 47 mil millones de pesos en manos de los trabajadores argentinos porque sus ingresos no pagan impuestos.

Los temas en disputa durante el proceso electoral

Las presiones sobre el dólar y las reservas del Banco Central.

La Inflación y el costo de los alimentos, un acuerdo que genera una  permanente discusión.

¿Crecimiento distribuido entre pocos o muchos? Todo un tema en la campaña.

Los salarios ganándole o no a la inflación

El costo de las tarifas, servicios y transporte orientados a la producción o no.

Estos son algunos de los temas que se definen con el voto de setiembre y Noviembre.

Todo esto dependiendo de los resultados que logremos en la lucha contra la pandemia, flagelo que nos acompaña desde hace un año y medio.

Bueno,  vamos a tener para entretenernos, tenemos que elegir en qué tipo de país queremos vivir los argentinos.

En Necochea están faltando políticas públicas y activas que se orienten a la generación de empleo. Con la obra pública no alcanza.

Un párrafo aparte es la negociación con el FMI, pero lo dejamos para la semana que viene.

Esteban Rodríguez
Apyme Necochea

Publicado en lanuevacomuna.com

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso