INTERNACIONAL

El complejo equilibrio entre los vínculos de Macri con Qatar y el alineamiento de Milei con Israel

El rol de Qatar en el actual contexto internacional es algo poco explorado en la mayoría de los análisis. La monarquía absoluta que ha sido gobernada por la familia Al Thani acaba de anotarse un logro importante con el alto al fuego por 4 días entre Israel y Hamas que incluye la liberación de presos de ambos lados.

La gestión se logró con mediación pero con una particularidad: Qatar es acusado de financiar a Hamas y no tiene relaciones diplomáticas con Israel. Sin embargo, Estados Unidos y Egipto aceptaron su mediación en un contexto donde desde Arabia Saudita hasta Irán, dos adversarios acérrimos de Medio Oriente, condenaran los bombardeos israelíes sobre Gaza.

Según cuenta la BBC, funcionarios de Hamás se han estado reuniendo con diplomáticos qataríes del Ministerio de Asuntos Exteriores para trabajar en la liberación de rehenes.

La Casa Blanca empieza a evaluar la salida de Netanyahu del poder y ya busca otros interlocutores en Israel

Los mediadores pertenecen un departamento gubernamental especial que supervisa la relación con Hamás en Gaza y que ha permitido a Qatar pagar cientos de millones de dólares anualmente para mantener en funcionamiento la infraestructura y la administración pública de Gaza.

Lo paradójico de esto es que al mismo tiempo que juega de nexo entre las partes, es acusado de ser el principal sostén financiero de la organización islámica. Hamás, al ser una escisión de los Hermanos Musulmanes, tiene una pésima relación con Egipto que los considera enemigos internos y un vínculo bastante resbaladizo con Irán que no termina de sostenerlo por completo. En ese marco, Qatar alberga la dirección política de Hamás, que tiene una oficina en la capital, Doha, desde 2012, encabezada por su líder Ismail Haniyeh.

Qatar es acusado de financiar a Hamas y no tiene relaciones diplomáticas con Israel. Sin embargo, Estados Unidos y Egipto aceptaron su mediación en un contexto donde desde Arabia Saudita hasta Irán, dos adversarios acérrimos de Medio Oriente, condenaran los bombardeos israelíes sobre Gaza

No es la primera vez que los qataríes cumplen este rol. Hay un ejercicio virtuoso de la ambigüedad entre la contención de grupos terroristas y el ejercicio virtuoso de la diplomacia.

Doha fue epicentro, durante varios años de una embajada de facto de los talibanes cuando el estaban fuera del poder en Afganistán y luego los qataríes trabajaron en conjunto con Estados Unidos como nexo con los terroristas, dando como resultado el acuerdo de paz de 2020 que formalizó la retirada de Estados Unidos de Kabul en 2021 y el retorno del grupos yihadista al poder.

De la misma forma, Qatar operó fuertemente en Irák y Siria para liberar presos del Estado Islámico en su época de mayor apogeo del llamado Califato islámico y en medio de la guerra entre Rusia y Ucrania, el gobierno de Volodimir Zelensky le pidió que intercediera con Moscú en la liberación de presos ucranianos.

La política exterior de Qatar es pragmática, tiene vínculos especialmente fuertes con China , Irán , Turquía, y Estados Unidos, como los Hermanos Musulmanes de los originalmente proviene Hamas. En 2011 apoyó la llamada “primavera árabe” provocando fuertes tensiones con Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos que resisten a los hermanos musulmanes.

La capacidad económica de Qatar provenientes de las exportaciones de petróleo y derivados es la fortaleza para consolidar un protagonismo que excede a la política e incluye desde hace varios años al fútbol. En Brasil, luego de una gira de Jair Bolsonaro en 2021 por los países del Golfo Pérsico en donde acordó impulsar el proyecto para que los clubes adopten las figuras de Sociedades Anónimas

La capacidad económica de Qatar por las exportaciones de petróleo es la fortaleza para consolidar un protagonismo que excede a la política e incluye al fútbol. En Brasil, luego de una gira de Jair Bolsonaro en 2021 por los países del Golfo Pérsico en donde acordó impulsar el proyecto para que los clubes adopten las figuras de Sociedades Anónimas.

El proyecto defendido en el Congreso por el Senador y ex futbolista Romario, preserva los derechos especiales del club, con veto crucial y poder de decisión en el cambio de nombre del equipo y cambios de identidad: símbolo, escudo de armas, marca, himno, apodo, colores y cambio de sede.

Esta idea, que cambió el fútbol brasileño pero le reserva la identidad a los capitales que ingresen, es parecido al que defiende Mauricio Macri para la Argentina. El ex presidente, con su cargo en la FIFA, tiene vínculo directo con el emir de Qatar y es su principal vocero en el país.

Justamente, como adelantó LPO, Macri trabaja para conseguir un apoyo económico de Qatar que reemplace el financiamiento de China y con esa carta erigirse en el hombre fuerte del nuevo gobierno.

Eso lo pone a Milei en un dilema respecto de su política de alineamiento con Israel. A diferencia de Bahréin y Emiratos Árabes Unidos, Qatar no tiene una relación diplomática formal con Israel, aunque en los años 1990 sí albergó una oficina comercial israelí y, a pesar de ser mediador en esta coyuntura de la Franja de Gaza, y en su momento rechazó la decisión de Donald Trump de trasladar la embajada de Estados Unidos en Israel de Tel Aviv a Jerusalén por considerarla una provocación al mundo árabe y a los palestinos.

El anunciado viaje que hará Milei a Israel será el termómetro del costo y beneficio que puede tener esta alianza que está sobre la mesa de la política exterior el gobierno que viene.

La Política Online

Publicado en lanuevacomuna.com

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso