ACTUALIDAD

Efecto Airbnb sobre el alquiler: suba de precios, dolarización y baja disponibilidad

Foto del autor

Por Nagu Barros

En CABA ya hay 70 mil viviendas en alquiler temporario. Además del turismo, también se usan para esquivar la Ley de alquileres. Crece el reclamo de regulación por parte del Estado. El alquiler turístico o «temporario» se expande como un virus por la Ciudad de Buenos Aires y ya es un problema también en otras partes del país como Bariloche.

Entre septiembre y diciembre de 2022, entre los alquileres ofrecidos en CABA a través de la plataforma Airbnb, el rubro «viviendas completas» –no habitaciones– , aumentó un 20%. Ya en diciembre, de 20.000 avisos publicados, 18.000 eran para viviendas completas. Esto eleva el número de alquileres temporarios a 70 mil, sumando la ofertas de todas las plataformas. Y achica el margen de viviendas disponibles para alquileres permanentes que en CABA se estima en 530.000 hogares.

Esta nueva forma de contratación de alquieres, que esquiva la Ley de alquileres y Ley de alquiler temporario sancionada por la Legislatura porteña en 2019– hecha a medida de plataformas como Airbnb– propone nuevos desafíos al Estado a la hora de regular el acceso a la vivienda. La modalidad liderada por las plataformas enmascara una llana flexibilización del mercado inmobiliario: restringe la oferta de vivienda permanente y fuerza al inquilino a aceptar contrataciones fuera de la Ley nacional 27.551.

El objetivo es “generar mayor renta dolarizada”, le dice Gervasio Muñoz, presidente de Inquilinos Agrupados a Página 12. Por eso el alquiler turístico crece en CABA, Patagonia, en el centro del país, en ciudades que son destino y tránsito de viajeros. Y las inmobiliarias lo sostienen porque muchas son dueñas de departamentos y “cuanto más corto el contrato más comisiones cobran” afirma.

El efecto de esta renta desmedida es un desplazamiento de la vivienda permanente al turismo, generando alza de precios, cuando no dolarización. Este tipo de alquileres no es sólo para turistas, muchas personas que no cumplen los requisitos para alquilar de forma «permanente» se ven obligados a aceptar las condiciones de estas plataformas, que les piden menos requisitos a un mayor precio. De esta manera, el alquiler turístico se vuelve alquiler temporario para gente que vive en la Ciudad.

Algunas de las grandes ciudades del mundo ya regulan esta actividad, mientras otras debaten como hacerlo. El objetivo final es que las plataformas puedan funcionar sin que afecten el acceso a la vivienda de las personas que residen allí, tanto en disponibilidad como en precios.

Agencia Paco Urondo

Publicado en lanuevacomuna.com

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso