ACTUALIDAD, DICEN EN LOS PASILLOS

DICEN EN LOS PASILLOS…¿CEPAN-PANTALLA? LOS NOMBRES DE LOS MIEMBROS DEL DIRECTORIO DE LA EMPRESA

EL RECONOCIDO DE BENEDICTIS, UNO DE LOS SOCIOS DE LA EMPRESA CEPAN JUNTO A LOS EGUREN.

La sociedad de los apellidos ilustres


Vender el pan más barato de la zona siempre fue algo que muchos se preguntaron. Quiénes están detrás de la empresa que está dejando en la calle a veinte empleados y sus familias.


Desde hace unas semanas las panaderías CEPAN están siendo objeto de una investigación por parte de diferentes organismos del Estado, a partir de las denuncias de sus propios trabajadores. El tira y afloje entre obreros y patronal llevó a un cada vez mayor desinterés de los dueños de la firma en proseguir con el emprendimiento, al punto de ofrecer en un primer momento la cesión del negocio.
Mal pagos y mal tratados, los empleados de CEPAN a instancias del Sindicato de Panaderos (SOEMPZA) pretendían reconvertirse en cooperativa dentro de la figura de “fábrica recuperada”
 para no perder sus fuentes de trabajo. Sin embargo, nada es fácil: llegaron los arrepentimientos de la patronal, las idas y vueltas, fundado seguramente en el temor a que se avance demasiado en la dilucidación de quiénes, cómo, cuánto y por qué.


CEPAN no es CEPAN
Uno de los elementos que surgieron a la luz fue que en realidad CEPAN es un nombre de fantasía. Detrás de CEPAN aparecen varias sociedades anónimas, de responsabilidad limitada y hasta monotribustistas, todas ligadas a un sólido grupo empresarial, el de la familia Eguren. El tradicional apellido aparece varias veces entre los responsables de los múltiples locales de las panaderías que venden pan con los precios más bajos de la zona. ¿Cuál es el secreto? Eso es algo que muchos se preguntaron siempre.
Tal como señalamos en anteriores artículos, una de las empresas responsables de CEPAN es la firma Bread Shop. En la víspera, LANUEVACOMUNA.COM tuvo acceso a documentación oficial respecto a la conformación del directorio, y que los hace responsables directos de la suerte de la veintena de trabajadores y sus familias.


La sociedad de los apellidos ilustres
Amén de vender productos panificados a precios mucho más baratos que la competencia, a partir de los testimonios y probanzas recogidas, algunas sucursales de CEPAN subsistieron durante años con cajas diarias de 300 pesos. Sin embargo, el negocio seguía funcionando y algunos opinan que en realidad otros serían los intereses comerciales del grupo empresarial.
Según la documentación signada en junio de 2014, varios apellidos ilustres aparecen ligados a la empresa Bread Shop: Hugo Francisco Eguren, su esposa Nilda Ethel Arnalot, Aníbal Carlos Prado, Pablo Guillermo Márquez, Luis Marcelo Despósito, Paula Elisabeth Barredo, Francisco Javier Eguren, el ex automovilista Juan Antonio De Benedictis, María Susana Eguren,  y el contador Rubén Abel Arrate. Por esas cosas que sólo saben los miembros del emprendimiento, el domicilio legal de Bread Shop no se encontraría en Necochea, sino que estaría en Billinghurst 2514, piso 8vo. de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, es decir que en caso de litigio correspondería la actuación del fuero Federal.
Ser miembro de una sociedad anónima o de una sociedad de responsabilidad limitada no es de ninguna manera un delito sino un derecho. Pero ¿qué pasa cuando no se cumplen con las responsabilidades tributarias y laborales a la hora de asumir el rol de empleador?

Alfredo Barros / LANUEVACOMUNA.COM

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso