Vie. Ene 27th, 2023

DICEN EN LOS PASILLOS… ¿»JORGE LUIS BORGES» O «JORGE JULIO LOPEZ»?

Lo que pasa por sobreactuar

Podría definirse «sobreactuación» como una intensificación de una actuación, de una interpretación de un papel que tiene como objetivo producir un efecto sobre algo o alguien. Eso ocurrió el pasado sábado en el Concejo Deliberante local.

Cuenta la gacetilla de prensa:

Con la presencia de su autor, Miguel Graziano, el Sábado 20 de julio, en el Salón de la Democracia del HCD, se presentó el libro “En el cielo nos vemos», la historia de Jorge Julio López.
Además del periodista platense participó de la presentación Aníbal del Prado y Nilda Eloy, quienes han brindado testimonio en causas por delitos de lesa humanidad y activos militantes por los derechos humanos, quienes estuvieron acompañados por Carlos Mariano Díaz, Secretario General de ATE y el Concejal Luciano Lescano (FPV), presidente de la comisión de derechos humanos del HCD.
Durante el acto el Intendente Interino, José Luis Vidal, y la Secretaria de Gobierno, Ana María Asa, entregaron a Miguel Graziano la declaración de interés municipal del evento.
La de Jorge Julio López es la historia de un albañil que fue secuestrado, encarcelado y torturado. En las tinieblas fue testigo de la muerte de una generación de jóvenes con los que se había comprometido a construir un mundo mejor. Sobrevivió y aprendió a vivir en silencio, a soportar la indiferencia. Fue sabueso de su propia memoria, no para buscar a los asesinos de sus compañeros, que a esos ya los conocía, sino para denunciar lo que hicieron. “Los argentinos tienen que saber”, decía. A los 77 años, cuando había encontrado justicia, después de haber dado testimonio, fue otra vez desaparecido. En la última aventura de su vida, entre la noche del domingo 17 y la madrugada del lunes 18 septiembre de 2006, le abrió la puerta a la muerte. Se lo llevaron. Su ausencia se investiga como una “presunta desaparición forzada” y es el manual de la perfecta impunidad.



Lo que no cuenta la gacetilla es la anécdota. Efectivamente, la secretaria de gobierno Ana Asa junto al interino José Luis Vidal entregó la declaración de interés municipal. Pero la presencia de ambos fue incómoda para muchos: es que la sobreactuación de algunos gestos torna poco creíble a las personas, máxime cuando están en campaña. No corresponde manosear la causa de los derechos humanos con intenciones ni siquiera electorales, sino electoraleras.

A nadie se le escapa que José Luis Vidal fue hasta hace poco un furioso defensor de las posturas más derechistas que puede albergar el peronismo. Su agrupación política, la «José Ignacio Rucci», cambió sugestivamente de nombre hace muy poco tiempo y hasta han retirado las placas identificatorias y fotos comprometedoras del local partidario de 65 y 50.

APENAS UN PAR DE AÑOS ATRAS: VIDAL RECIBIA A BRUERA EN SU LOCAL DE LA AGRUPACION JOSE IGNACIO RUCCI

Al promediar el encuentro, Asa aprovechó la ocasión para realizar un discurso al público presente, mayormente ligado a organismos de derechos humanos y a sectores de la izquierda local, en calidad de… candidata a concejal.

Cuentan que cayó mal entre los presentes haber forzado en cierta manera a los organizadores a que se le permita hablar ya que en este pueblo chico todos nos conocemos. Tal es así que hubo muecas de disgusto cuando dos veces se refirió al desaparecido Jorge Julio López como «Jorge Luis López».

Son las cosas que pasan por sobreactuar en lo que se desconoce o no se siente.








Alfredo Barros / LANUEVACOMUNA.COM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso