Sáb. Feb 4th, 2023

DDHH: PRESENTAN LIBRO SOBRE LA HISTORIA DE FLOREAL «NEGRITO» AVELLANEDA ESTE SABADO EN NECOCHEA



Militantes de izquierda se concentraron frente a un mural con el retrato de Floreal Avellaneda, las afueras de los tribunales de San Martín, donde hoy son juzgados los represores de la guarnición militar de Campo de Mayo durante la última dictadura argentina.


Presentación del libro «El Negrito Floreal Avellaneda vuelve a la escuela»


El Sábado 5 de Octubre de 2013, las 18Hs, en Calle 60 Nº 2620, se presentará el libro»El Negrito Floreal Avellaneda vuelve a la escuela» a cargo de Iris Avellaneda, mamá del negrito y militante del PC. Organizan La Fede (FJC), Nuevo Encuentro y Unidos y Organizados.

Floreal “Negrito” Avellaneda tenía 15 cuando fue asesinado, y su cuerpo mutilado y sin vida apareció en la costa uruguaya en 1976. Luego de 33 años su caso llega a juicio oral y público. “Esperamos que los milicos paguen lo que hicieron, que los metan en cana con perpetua, no sólo por el Negrito sino por los 30 mil desaparecidos”, dice a Página/12 su madre, Iris Pereyra.

A partir del 21 de marzo, cinco represores van al banquillo de los acusados, entre ellos el general Santiago Omar Riveros, defendido por el ex camarista de Casación y actual abogado de represores, Alfredo Bisordi.

El Negrito, como le decían, nació en un hogar de trabajadores con compromiso social. Su abuela fue una de las primeras en organizar la solidaridad con los presos políticos de la Década Infame en los ’30, mientras que sus padres, Iris y Floreal, fueron y son militantes comunistas.

Al tiempo del golpe de Estado de 1976 Floreal padre trabajaba en Tensa, una fábrica metalúrgica del norte bonaerense, y había sido elegido delegado junto a otros compañeros de izquierda y de la Juventud Peronista. Todos fueron reprimidos y algunos permanecen desaparecidos. En la madrugada del 15 de abril una banda del Ejército asaltó el hogar de los Avellaneda en busca del dirigente, que alcanzó a escapar por los techos y casi logra llevarse a Floreal padre.

Los uniformados se llevaron a su mujer, Iris Pereyra, y a su hijo Floreal a la comisaría de Villa Martelli, donde fueron sometidos a brutales torturas. Fue la última vez que Iris vio a su hijo. Los documentos que pudieron ser rescatados son el acta de allanamiento de la vivienda y el certificado de defunción de Floreal realizado en Montevideo.

Los médicos forenses encontraron señas de que el joven había sido empalado, tal como lo denunció el escritor y periodista Rodolfo Walsh en su Carta Abierta a la Junta Militar: “… incluyendo el chico de 15 años Floreal Avellaneda, atado de pies y manos, con lastimaduras en la región anal y fracturas visibles”.

AUDIO BARRENA:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso