Lun. Ene 30th, 2023

LOCURA TOTAL: CONFIRMAN QUE RODRIGUEZ FUE ULTIMADO DE MANERA HORRENDA




EL LUGAR DE LA MASACRE: EL PARQUE NARCISO DEL VALLE DONDE HABITUALMENTE HUGO RODRIGUEZ REALIZABA ACTIVIDADES AEROBICAS. LOS VEHICULOS DE LAS VICTIMAS AUN PERMANECIAN ESTACIONADOS EN EL PREDIO.



Peleas, agresiones y violencia: la historia detrás del asesinato en Lobería


César Aldecoa había sido separado del gabinete por atacar a golpes al secretario de Gobierno. El sábado mató de dos hachazos a Hugo Rodríguez.



Las calles de Lobería todavía no salen de la conmoción. No entienden como pasó lo que pasó. Un momento de locura terminó con la muerte del intendente Hugo Rodríguez y de un amigo suyo que nada tenía que ver en la disputa. César Aldecoa, el presunto homicida, fue detenido en su vivienda justo antes de que los habitantes de Lobería pudiesen entrar a lincharlo por lo sucedido. Incluso, fue trasladado a Necochea para evitar mayores disturbios.

¿Qué fue lo que pasó? Detrás del homicidio se existe una historia de violencia protagonizada por Aldecoa, de 48 años. El único detenido por el doble homicidio se había desempeñado como director del Galpón Vial del municipio. Sin embargo, su violenta forma de comportarse le había traído más de un dolor de cabeza al intendente. Hasta que sobrepasó un límite: atacó a golpes y mordió al secretario de Gobierno Silvio Vidal.

imagen
“Era una persona muy agresiva. Conmigo había tenido un incidente y por eso se le inició un proceso judicial”, relató el propio Vidal a Ecos Diarios de Necochea.

El intendente ya había dejado atrás ese episodio, pero Aldecoa no. Este sábado, mientras realizaba una caminata por el Parque Narciso Del Valle junto a Héctor Álvarez, director del Taller Protegido y amigo personal, Rodríguez se encontró con su victimario. La discusión se cortó de manera abrupta cuando el hombre sacó un arma. Aún restan conocer los resultados de la autopsia, pero se sabe que Álvarez murió de un disparo en el omóplato, mientras que se especula que Aldecoa le disparó al intendente y como no murió en el acto terminó de rematarlo con dos hachazos en la cabeza.

Un llamado al 911 alertó a la policía de los disparos en la zona del Parque Municipal. Cuando la policía llegó al lugar encontró los dos cuerpos. Mientras tanto, otro móvil policial se dirigió a la casa de Aldecoa y lo encontró cuando tenía en su poder una carabina calibre 22 y el hacha. Luego del traslado, un equipo de la policía se quedó custodiando la vivienda del homicida para evitar que el pueblo descargue su furia contra ella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso