Sáb. Ene 28th, 2023

CON AVAL PRESIDENCIAL, COMIENZA LA ETAPA DE «SUPERCAPITANICH»








Cristina: «Me vienen a ver con Coqui o se van del Gobierno»


La Presidenta bajó la orden de que todos los funcionarios deben pasar por filtro del jefe de Gabinete y dejará de intervenir directamente en todos los temas. “Al que no le guste se va a tener que ir”, avisó. El chaqueño tendrá injerencia en todas las áreas del Gobierno.

La Politica Online

peratorio hizo reflexionar a Cristina Kirchner sobre la necesidad de cambios de nombres en su Gabinete, pero también en una profunda modificación en la manera de enfrentar el día a día del Gobierno, que hasta octubre estaba absolutamente concentrado en la mandataria.

Las distintas fuentes con acceso a la Quinta de Olivos durante el mes y medio de reposo de la Presidenta, coincidieron en que tanto los médicos como su entorno familiar le insistieron en que debía reducir los niveles de estrés para evitar complicaciones en la afección cardíaca que le descubrieron el mes pasado.

Esta situación habría sido determinante para la principal decisión que tomó Cristina a su regreso: la incorporación de Jorge Capitanich como jefe de Gabinete. El reemplazo de Juan Manuel Abal Medina no fue sólo un cambio de nombre sino también de estilo.

Como quedó claro con sus primeros movimientos, el chaqueño se meterá de lleno en la gestión y la mandataria derivará en él los temas que antes pasaban obligatoriamente por ella, lo que además terminaba restándole autoridad a sus ministros.

En las últimas horas, Cristina les mandó un contundente mensaje a sus funcionarios respecto a la importancia que tendrá Capitanich en el nuevo esquema. «Me tienen que venir a ver con Coqui. Al que no le guste se va a tener que ir del Gobierno», avisó la mandataria.

De esa forma, Cristina estaría girando hacia un esquema de Gobierno más apegado a lo que la Constitución establece para el jefe de Gabinete de ministros, y dejaría de lado la función casi de vocero o secretario que tuvieron Abal Medina y Aníbal Fernández. Se trata de un esquema similar al del jefe de staff en los Estados Unidos, que es considerado el segundo hombre con más poder en el Gobierno.

En este sentido, el diario Clarín reveló que Capitanich tiene “luz verde” de Cristina para intervenir en la gestión de todos los ministerios, donde ya se habla de “Súper Coqui”. En su primera mañana en el cargo, el chaqueño ya se reunió con el ministro de Salud, Juan Manzur, y el gobernador de Misiones, Maurice Closs.

Además, dejó otro indicio de lo que será su gestión con una serie de fotos que publicó la agencia Télam en las que se lo ve en pleno trabajo en su oficina, en un estilo idéntico al que utiliza Barack Obama a través de las redes sociales.


La relación con Clarín

En su primera conferencia de prensa como jefe de Gabinete, Capitanich se mostró amable y respondió preguntas de todos los medios, tratando de mostrar un cambio de estilo respecto de sus antecesores.

Pero en su entorno aseguran que su relación con el Grupo Clarín, el principal enemigo del kirchnerismo, es muy mala. De hecho, en su equipo están analizando cómo encarar de ahora en más el vínculo con el principal multimedios del país.

La bronca del Coqui con Clarín es vieja. Durante su paso por el Senado, el chaqueño fue un activo defensor de la aprobación de la Ley de Bienes Culturales, una norma exigida por el multimedio para evitar que los acreedores extranjeros se quedaran con la empresa. Pero años después, durante la crisis con el campo, Clarín se olvidó del voto positivo del chaqueño y le pegó sin piedad, lo que fue considerado por Capitanich como una traición.

La tensión del último tiempo estuvo marcada por la participación de Capitanich en el directorio del Autoridad Federal de Comunicación Audiovisual (AFSCA). En el Gobierno, algunos creen que este rencor fue determinante para que Cristina lo elija.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso