Vie. Feb 3rd, 2023

CIERRE: CADA UNO FUE POR SU LADO EN LA CENTRO-DERECHA


De Narváez, Moyano y La Juan Domingo cierran frente

Los sectores liderados por Francisco De Narváez, Hugo Moyano y José Manuel de la Sota acordaron presentarse en un frente electoral en común: será «Unión por la Libertad y el Trabajo».
De esta manera Unión Celeste y Blanco y el Partido por la Cultura, la Educación y el Trabajo (PCEyT), junto con otras fuerzas menores,entre las que aparece La Juan Domingo a cargo de Cacho Álvarez presentarán oficialmente frente a la Justicia Electoral el frente que competirá en las primarias abiertas de agosto próximo.
Según informó Télam una de las trabas principales para el acuerdo que iba a incluir a Macri era la distribución de espacios en las listas para la provincia de Buenos Aires.
El Pro buscaba ubicar 5 diputados y 11 legisladores provinciales y rechaza la posibilidad de dirimirlo en primarias, algo propuesto ayer en persona por De Narváez a Mauricio Macri. Por ello, no hubo acuerdo.
LETRA  P

Macri no acordó con De Narváez, pero seguirá negociando con el PJ disidente

Presentaron alianzas por separado aunque más adelante podrían sumarse candidatos de Pro en la lista del peronismo antikirchnerista; acercamiento frustrado a Massa y distancia con De la Sota
Por Jaime Rosemberg  | LA NACION
Vuelos intempestivos. Reuniones en lugares reservados. Teléfonos cerrados a la prensa. Con la desconfianza como común denominador, macristas y peronistas disidentes jugaron ayer a las escondidas durante toda la frenética jornada en la que expiró el plazo para la presentación de alianzas electorales para las primarias de agosto próximo.
Al final del largo día, y luego del encuentro que sostuvieron anteayer en la jefatura de gobierno porteño, poco fue lo que avanzaron entre las huestes de Mauricio Macri y el peronista bonaerense Francisco de Narváez para construir un frente opositor en la provincia de Buenos Aires. A pesar de tener diálogo con él durante todo el día y de haber viajado a Buenos Aires con ese objetivo tampoco el cordobés José Manuel De la Sota obtuvo el sí de Macri a la unificación de listas en su provincia. En el medio, los intendentes macristas como Jorge Macri y Gustavo Posse coquetearon con el intendente de Tigre, Sergio Massa, aunque sólo el jefe comunal de Malvinas Argentinas, Jesús Cariglino, arregló sumarse al frente que armó el intendente de Tigre luego de hablar a solas con el líder de Pro (ver aparte).
Después de incontables idas y vueltas, que incluyeron una última y tensa reunión al cierre de esta edición, De Narváez inscribió en la justicia un frente electoral que no incluyó a Pro, que irá a las elecciones en el principal distrito del país con listas propias. De todos modos, las conversaciones quedaron abiertas y no era improbable que dirigentes de Pro se sumen a la lista del peronista disidente como extrapartidarios antes del límite: el próximo sábado 22.
Idéntica situación se dará en Capital, dónde Pro irá con partidos aliados como Unión por Todos y el MID, mientras el ex ministro Roberto Lavagna inscribió un frente con los partidos FE (de Gerónimo Venegas) y Acción Ciudadana. Tampoco era descartado anoche que Lavagna se sume a los postulantes macristas en calidad de extrapartidario. En Córdoba, entonces, Pro irá con el ex árbitro Héctor Baldassi como candidato por fuera de la lista impulsada por De la Sota, que llevará a Juan Schiaretti como postulante.
ACUERDOS CONFIRMADOS
Pasadas las 21, desde Bolívar 1 relativizaron la idea de la soledad de Pro. "Vamos a ir con peronistas en nueve provincias", afirmó un alto funcionario macrista. Y detalló que Pro irá en Santa Fe con varios ex reutemannistas acompañando la postulación de Miguel del Sel, y que se hicieron acuerdos en Entre Ríos (Jorge Busti se suma a Alfredo de Angeli); Salta (con Juan Carlos Romero); San Luis (con los hermanos Rodríguez Saá), La Rioja (sorprendió con Jorge Yoma como aliado) y Misiones (con el partido de Ramón Puerta). Sin tantas dificultades, el macrismo trabó acuerdos con la UCR en 7 provincias como Corrientes, Catamarca, Formosa y Santa Cruz, entre otras.
Más allá de los acuerdos logrados, la provincia de Buenos Aires ocupó la mayor parte de la jornada. Macri, que según sus voceros estuvo varias horas en sus oficinas del Jardín Botánico, pasó muchas horas con la mesa política: Marcos Peña, Horacio Rodríguez Larreta, Emilio Monzó y Jorge Macri. En el medio habría hablado con Massa y habilitó las negociaciones con De Narváez.
Cerca de las ocho de la noche, De Narváez y De la Sota llegaron al hotel Emperador, en Retiro, para comenzar una larga charla con Monzó, Jorge Macri y Posse. Las conversaciones fueron complicadas y los debates por el reparto de cargos (según contaron distintas fuentes) se extendieron, sin éxito. De la Sota, que llegó para mediar en el asunto, se fue a una cena cerca de las 22, y se abrió un cuarto intermedio. Sin De Narváez, quedaron a cargo los denarvaístas Gustavo Ferrari y Pepe Scioli. Allí pareció cambiar todo. "El diálogo de Macri y De la Sota nos dio esperanzas. Pero nos cerraron la puerta al acuerdo y priorizaron su entendimiento con (Daniel) Scioli", afirmó el ministro Monzó sin ocultar su enojo. "Pidieron más diputados que ayer (por anteayer). No aceptaron internas ni un acuerdo nacional porque no tienen nada en el resto del país", retrucaron desde el denarvaísmo.
Una vez más, la negociación entre Macri y De Narváez terminó sin acuerdo. El final quedó abierto, pero las diferencias parecen enormes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso