Vie. Ene 27th, 2023

ARGENTINA REPUDIÓ EL ARRIBO DEL BUQUE A MALVINAS

Rechazo a la militarización del conflicto


Londres enviará a las islas uno de los barcos de guerra más modernos de la Royal Navy (Marina). La Cancillería argentina sostuvo que «rechaza todo intento de militarizar el conflicto» por la soberanía.

La Cancillería señaló esta tarde que «la República Argentina rechaza el intento británico de militarizar un conflicto sobre el cual las Naciones Unidas ya se han expedido en numerosas ocasiones y han indicado que ambas naciones deben resolver en negociaciones bilaterales».

Un comunicado del Palacio San Martín titulado «Más diplomacia, menos armas», reseñó que «el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte ha anunciado la llegada a las Malvinas del Príncipe William y el próximo envío a las islas del HMS Dauntless, el destructor más moderno de la Marina Real».

«Por su parte, el Viceministro de Relaciones Exteriores, Jeremy Browne, declaró que ´la soberanía de las islas no es negociable´ y agregó que ´vamos a seguir los pasos necesarios para garantizar su seguridad´», agrega el texto.

La República Argentina «rechaza el intento británico de militarizar un conflicto sobre el cual las Naciones Unidas ya se han expedido en numerosas ocasiones y han indicado que ambas naciones deben resolver en negociaciones bilaterales», añadió.

Considera además que «los gobiernos deben evitar la tentación de incurrir en discursos que transformen el patriotismo en patrioterismo con el objeto de distraer la atención pública de políticas económicas de ajustes en un contexto de crisis estructural y alto desempleo».

«Los organismos internacionales así como los países democráticos debemos trabajar a diario para evitar que los conflictos armados reemplacen a las negociaciones civilizadas para la resolución de conflictos», abogó.

Indica asimismo que «la Argentina es un miembro activo de las misiones de paz de la ONU. No hay soldados argentinos en ningún conflicto bélico, por el contrario, son reconocidos por su rol como enviados de las Naciones Unidas como herramienta de pacificación».

«El Reino Unido es un miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU y su insistencia en rechazar las resoluciones del máximo organismo mundial lo coloca entre los países que, al desoír sus recomendaciones, debilitan el accionar de la diplomacia y aumentan el riesgo de más guerras», expresó.

Finalmente, sostiene el comunicado que «el Príncipe William llega a las Islas Malvinas como miembro de las fuerzas armadas de su país. El pueblo argentino lamenta que el heredero real arribe a suelo patrio con el uniforme del conquistador y no con la sabiduría del estadista que trabaja al servicio de la paz y el diálogo entre las Naciones».


El envío del buque

El Ministerio británico de Defensa informó que el destructor «HMS Dauntless» partirá en los próximos meses hacia el Atlántico Sur. Sustituirá a la fragata británica «HMS Montrose».

«La Royal Navy ha tenido una continua presencia en el Atlántico Sur durante muchos años. El despliegue del HMS Dauntless al Atlántico Sur estaba planeado desde hace tiempo, es (una medida de) rutina y reemplaza a otro barco de patrulla», afirmó un portavoz del Ministerio de Defensa.

El «HMS Dauntless» es uno de los seis nuevos destructores Tipo 45 con que cuenta la Marina británica y está equipado con un avanzado sistema de navegación dificulta la detección de los radares.

Estos barcos llevan, además, misiles antiaéreos de alta tecnología Sea Viper y pueden transportar a unos sesenta efectivos militares, además de contar con una cubierta para acomodar a helicópteros.

El despliegue, que según Defensa ya estaba programado, se produce en momentos de un aumento de la tensión entre el Reino Unido y Argentina por la disputa de la soberanía de las islas, ante el próximo 30 aniversario de la guerra que libraron ambas naciones.


Las relaciones entre el Reino Unido y Argentina

En una cumbre celebrada el pasado diciembre en Montevideo, los países del Mercosur -Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay- acordaron impedir el acceso de estos buques.

Ante esta situación, el primer ministro británico, David Cameron, informó hace 14 días al Parlamento de que había convocado al Consejo Nacional de Seguridad para tratar la situación y acusó a Argentina de «colonialismo» por reclamar la soberanía de las islas.

En respuesta a esta afirmación, el Gobierno argentino consideró «ofensiva» la declaración de Cameron, quien insiste en respetar la voluntad de los isleños de mantener la soberanía británica.

http://diarioregistrado.com – 010212

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso