Vie. Ago 12th, 2022

La noche de Necochea: el caos normalizado

Alcohol, drogas, violencia, abusos. La nocturnidad en la ciudad está descontrolada y los funcionarios no saben qué hacer. 

No son accidentes de tránsito si se pudieron haber evitado. El combo explosivo de los abusos de alcohol y drogas causan estragos. Son hechos lamentables que se están cobrando víctimas fatales y accidentados con secuelas de por vida.

Otro aspecto de la nocturnidad descontrolada son los accidentes de tránsito que produce el consumo de alcohol y la falta de controles de alcoholemia eficientes. Los accidentes de tránsito con graves consecuencias son parte de ese caos normalizado por la Municipalidad, con la rotonda de diagonal San Martín y avenida 59 como escenario de importantes accidentes por la falta de controles.

El domingo 22 de mayo pasado la ciudad amaneció con las impactantes imágenes de un automóvil que terminó completamente destruido tras un tremendo impacto contra una columna en la rotonda. Los bomberos tuvieron que cortar la carrocería para rescatar al conductor del vehículo que quedó seriamente herido. Otros tres jóvenes a bordo del coche debieron ser hospitalizados.

El accidente tenía las mismas características de otros similares en ese punto, ruta casi obligada en el tránsito entre la zona de boliches en la Villa Balnearia y el centro de la ciudad: personas ebrias al volante causando accidentes que incluso llegaron a costarle la vida a terceros.

Si bien no ocurrió durante la noche sino durante la tarde del del sábado 6 de junio del 2020, el ex sindicalista Fernando Beretta (totalmente ebrio) arrolló a Ana María Rivero, que esperaba en el semáforo en su moto junto a su hijo. El siniestro ocurrió en Diagonal San Martín casi avenida 59 y le provocó gravísimas heridas a la mujer cuyo deceso se produjo luego de 14 días de haber permanecido en estado de coma en terapia intensiva del Hospital Municipal.

En esa misma rotonda en marzo un conductor alcoholizado golpeó una columna de alumbrado y destruyó su coche. Cuando la municipalidad hizo el control de alcoholemia sobre el conductor, la medición arrojó una inverosímil cifra que trascendió como un récord mundial de alcoholemia en Necochea. Para coronar el escándalo, posteriormente trascendió que el alcoholímetro usado para el test no estaba apto para su uso, lo que provocó el reemplazo del director de Tránsito.

 

Alfredo Barros / LANUEVACOMUNA.COM

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso