La culpa es del vecino y pasa en toda la provincia: Las respuestas de la Muni por la falta de agua

Casi de manera sistemática la municipalidad ha evitado brindar explicaciones acabadas por la situación de la falta de agua en la ciudad y ensayó toda clase de argumentos que no hicieron más que caldear los ánimos de los vecinos, que en medio de una ola de calor sin precedentes llevan semanas esperando que se retome el suministro.

En primer término se desoyeron las protestas en octubre, lo que devino en un corte de puente por parte de vecinos de Quequén. Posteriormente se acusó a los vecinos de tener problemas en los flotantes de sus tanques o en las llaves de paso tras un incidente con un caño maestro en Aguas Corrientes. Más adelante señaló el uso de las piletas pelopincho y comenzó a promover el uso consciente y racional del agua (algo que, por cierto, ninguna gestión municipal parece estar interesada en prolongar en el tiempo).

En última instancia, cuando los reclamos se volvieron generalizados en diferentes barrios de la ciudad, las autoridades trataron una vez más de contener las quejas anunciando una reunión en la que participaron funcionarios de todo tipo, aunque casi ningún técnico: la intención de la reunión era política y tenía que ver con la necesidad de la gestión de unificar el discurso, esto es, qué es lo que se iba a decir a partir de ahora sobre el tema.

Así, la nueva respuesta tiene dos variables: una que señala que hay una importante sequía que asola a la región entera y eso ha hecho bajar el nivel de agua en las napas; y la otra, que los vecinos no tienen cisterna en sus casas y quitan presión a la red. Todo, por supuesto, en un escenario que pinta años de desidia. La primera variable se sostiene con sentido común más que datos duros, mientras que la segunda encuentra asidero en la naturaleza de la gestión Rojas: para tratar el tema del agua buscan hacer cumplir regulaciones que son prácticamente «letra muerta».

Esta mañana el secretario de Turismo y Desarrollo Productivo, Matías Sierra, se reunió con la Asociación de Hoteles y Afines por la falta de suministro de agua en la ciudad. Como conclusión, la Municipalidad informó que «hoy se le elevará una lista al municipio de aquellos hoteles que no tienen cisterna para poder ser abastecidos, teniendo en cuenta que hay una ordenanza vigente que los obliga».

El argumento de los faltantes de cisternas comenzó a ganar notoriedad luego de la reunión del intendente Rojas con los funcionarios. La estrategia del equipo de abogados es responder a los reclamos observando los incumplimientos de quienes se quejan. Con el auge constructivo de los últimos años en la ciudad es probable que una simple revisión en «Obras Privadas» muestre qué tanto se cumplen las normas con datos actuales.

Tras el encuentro con los hoteleros, el director Operativo del Ente Vial, Juan Manuel de la Calle, presente por alguna razón en el encuentro, señaló que “queremos darle una pronta solución a este tema en medio de una ola de calor y de toda la gran cantidad de gente que hay en la ciudad veraneando”. Deslizó además que “la reunión fue muy positiva y tenemos el acompañamiento de este sector que entiende que la problemática no es solo en Necochea pero al que también hay que darle respuesta”.

Pozo en unos días

Urgido por los reclamos, el anuncio de un nuevo pozo en el barrio mataderos se adelantó, así que recién en unos días podría aportar alguna clase de alivio al barrio.

«Ya se está drenando el líquido sucio e inservible de la perforación ubicada en calles 37 y 82, lo que llevará algunos días», informó la Comuna en un parte de prensa. «Luego llegará el turno de conectarlo a la red para así seguir dando respuesta desde el municipio ante esta indeseable situación que viene de arrastre como lo es la baja presión en épocas de calor, algo que también sucede hoy en toda la Costa Atlántica», insistió.

«En este preciso instante, con la supervisión del director de Infraestructura, Marcelo Gómez, se está drenando el agua sucia de la perforación que abastecerá el populoso sector y hasta el Barrio Los Álamos», indicó la Comuna. «Se trata de una bomba sumergible que arrojará alrededor de 50.000 litros por hora, lo que garantizará un caudal suficiente para abastecer a tantas viviendas que allí habitan», agregó.

«Una vez que toda el agua que ya no sirve termine de correr, lo que demandará algunos días, se conectará este nuevo pozo a la red para seguir dando respuestas desde el Estado municipal ante una problemática que se arrastra desde hace muchos años», reiteró la prensa municipal.

Diario 4v

Publicado en lanuevacomuna.com

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso