Sobrevivir al Covid 19: “La desesperación es estar en la cama entubado y no poder levantarse ni moverse”

El 7 de mayo Toribio Vasconcelo, vecino de Quequén, no aguantó más la falta de aire y debieron llamar a la ambulancia para que lo asista y derive al Hospital “Dr. Emilio Ferreyra”; el Covid-19 se hacía insoportable y su vida pendía de un hilo.

Sus 81 años venían acompañado de un gran porte y resistencia física curtida en sus 35 años de trabajador marítimo ligado a la navegación. De todas formas, no eran suficiente para tolerar el virus que viene generando una situación de desborde en la ciudad.

“La desesperación es estar en la cama entubado y no poder levantarse ni moverse. Es lo peor que hay. No tenía movimiento, no podía. Estuve 16 y 17 días que no me podía mover, ni podía comer, no tenía ganas”, asegura a NdeN Toribio, quien todavía padece las consecuencias del “coronavirus”.

El jubilado quequense tenía el turno para vacunarse y no pudo hacerlo por pescarse un resfrió los días previos: “Quedé mal de las piernas para caminar y de a poco voy caminando. Estoy dos o tres horas sentado en la mesa, me agarra un poco de cansancio y me voy a acostar”.

Durante la internación y los días posteriores perdió alrededor de 20 kilos y le quedó una dolencia en los tendones de la pierna.

La muerte, esa tan subestimada por los escépticos a los cuidados, estuvo cerca pero logró reponerse y tras 4 días en una sala común, asistido por oxígeno, pudo volver a su casa con su esposa. “Gracias a dios estoy bien y hace dos días que estoy en la casa. La médica me dijo uqe mínimo un mes y medio para recuperar todo lo que he perdido. También me afectó los tendones”, añadió.

El problema en el distrito no es menor, el último parte sanitario dio cuenta de 2006 contagios activos y un total de 136 muertos desde iniciada la pandemia. Como adelantó este medio, el Hospital “Dr Emilio Ferreyra” se encuentra casi colapsado, debiendo utilizarse salas extras a las preparadas para el Covid.

Por último, Toribio apuesta a que se pueda generar conciencia de lo que sucede en la ciudad y que la gente se cuide y evite propagar los contagios: “Tienen que cuidarse porque es una enfermedad muy mala, ataca a las partes más débiles que uno tiene en el cuerpo”.

Nden

Publicado en lanuevacomuna.com

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso