#REBELION EN EL BOLSON CONTRA LA ENTREGA DE TIERRAS A MAGNATE INGLES



«El problema es muy serio y amenaza con la destrucción de la zona»

Los habitantes de El Bolsón rechazan abiertamente los negociados entre el poder político y el poder económico del multimillonario inglés Joe Lewis sobre tierras fiscales y de pueblos originarios.



Mediante una entrevista con el programa «Quedate en el medio» de María Laura Deverill (Radio Maestra 97.3), el periodista y corresponsal de los portales CUBAINFORMACION y CUBADIPLOMATICA, Alberto Mas, brindó detalles acerca del conflicto desatado en la localidad argentina de El Bolsón en torno a los proyectos de privatización de la tierra y el agua encarados por el empresario inglés John Lewis, en connivencia con los gobiernos municipal, provincial y nacional.

Joseph «Joe» Lewis es un empresario británico de 79 años con una fortuna estimada en unos $ 5.300 millones. Entre los años 1996 y 1997 el magnate compró un predio de 12 mil hectáreas a menos de 45 kilómetros de El Bolsón, al sur de la provincia de Río Negro, en torno al Lago Escondido.

Una de las primeras medidas de Lewis luego de concretar una compra de tierras declarada por el pueblo rionegrino y por el periodismo internacional como «a todas luces inconstitucional» fue la de «cerrar la ruta de acceso al lago», que había quedado dentro de sus propiedades.

«Con esto se comenzaron a generar las reacciones del pueblo contra el empresario inglés», destacó Mas. No obstante, este primer foco de conflicto fue encontrando también otras aristas: la construcción de un aeropuerto privado, la instalación de una central hidroeléctrica y la expulsión de pueblos originarios de sus tierras se convirtieron en nuevos argumentos para desatar la bronca y la organización del pueblo de El Bolsón.

Los proyectos del magnate

En el año 2011 Lewis llevó al gobierno provincial de Río Negro la iniciativa de hacer un aeropuerto en tierras fiscales de El Bolsón. El empresario difundió en la ciudad que se trataba de un «beneficio para la comunidad», pero recibió el rechazo de los pobladores.
«Eso sigue siendo un conflicto», detalló Mas. Asimismo, señaló como otro de los ejes del conflicto a «la construcción de una central hidroeléctrica que si bien en estos momentos está vendiendo su excedente de electricidad a El Bolsón, cuando esté construido el megaemprendimiento turístico para multimillonarios va a ser destinada a eso, dejando de proveer a la ciudad».

De esta manera, el desabastecimiento energético se convertirá en otro de los problemas causados por el empresario inglés, además del «impacto ambiental y la contaminación» que generan industrias como éstas sobre el agua y la tierra.

«La hidroeléctrica produce contaminación en las zonas que están hacia abajo de la cordillera, donde se encuentran los manantiales que abastecen no sólo a El Bolsón sino también a una extensa zona de productores de la región que se caracterizan por la producción ecológica, con lo cual se abriría otro tema más a la discusión», explicó el periodista internacional.

Por otro lado, las iniciativas de Lewis también han provocado ejes de conflicto en la relación del gobierno con los pueblos originarios, quitándole a la comunidad mapuche parte de sus tierras con el objetivo de llevar adelante emprendimientos de tipo comercial.

«Lago Puelo, que es un distrito administrativo al lado de El Bolsón, acaba de sacar una resolución cuestionando a la audiencia que aprobó este megaemprendimiento, y uno de los puntos que están marcando es que las poblaciones originarias han sido alejadas y no respetadas en sus derechos ancestrales», manifestó Mas.

El nuevo capítulo y la connivencia de los sectores de poder

La conflictiva relación de Lewis con la comunidad bolsonense sumó ahora un nuevo capítulo: la semana pasada, el Concejo Deliberante de El Bolsón aprobó, en una sesión extraordinaria, el loteo de 850 hectáreas para que la firma Laderas, propiedad del millonario, construya una villa turística con características de barrio cerrado en una reserva natural al pie del Cerro Perito Moreno.

Cabe destacar que Bruno Pogliano, intendente de la localidad, «era el gerente de la empresa Laderas» y, por lo tanto, «empleado del empresario Lewis», razón por la cual el proyecto contó con «la aprobación y el apoyo de los sectores del poder».
  Durante su campaña a la cabeza del frente Juntos Somos Río Negro (JSRM), Pogliano «se oponía a la realización de este emprendimiento, pero una vez que estuvo en el poder cambió totalmente su postura».

Mas señaló asimismo las íntimas relaciones establecidas entre el magnate y el presidente Mauricio Macri, argumentando que «estos negocios se entrelazan con las posiciones de poder, puesto que de otro modo no sería factible que alguien haga todo esto, encontrándose el pueblo en contra, y quede impune».

«Hay una unidad monolítica en contra de estos proyectos»
Luego de una audiencia pública en la que la gran mayoría de los vecinos se manifestó en contra del proyecto, que se presentó por primera vez en 2010 y fue reflotado en 2016, los vecinos de El Bolsón organizaron un acampe permanente en la plaza principal de la localidad, que funciona como «núcleo organizativo de las asambleas y las movilizaciones».

De hecho, el pasado día 17 de Diciembre más de 5.000 personas marcharon por las calles de El Bolsón a favor de que continúe la reserva municipal Cumbreras de Mallín Ahogado, donde la empresa Laderas del Perito Moreno busca levantar la villa turística.
«Hablamos de 5 mil personas en una población que no supera las 20 mil. Para tener idea de lo que significa esto, hace falta entender que 1 de cada 4 personas del pueblo estuvo en la marcha y se encuentra en contra del proyecto», analizó Alberto Mas.

De esta manera, destacó que entre la población bolsonense existe «una unidad monolítica» frente a los gobiernos tanto municipal como provincial y nacional y sus relaciones de connivencia con el empresario:»vos entrás al pueblo y ves pintadas en contra de Lewis y en defensa de la tierra y del agua», remarcó.

«Se conformó una asamblea en la que participan todos los movimientos sociales y políticos de El Bolsón. Hay una unidad monolítica porque el problema es realmente muy serio y amenaza con la destrucción de la zona», subrayó Mas.

por Johanna Radusky

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso