ESCANDALO POR EL DESMONTE EN PUERTO QUEQUEN




Escándalo en Puerto Quequén: Destruyeron un monte, un médano, armaron una fiesta y no pagan bono a trabajadores

Circulando por la avenida 10 a la altura del Puerto Quequén puede verse las consecuencias del desmonte llevado a cabo por el Consorcio en los últimos días.

Desde hace un tiempo, se difunde la información de la llegada de equipamiento para molinos eólicos. Los mismos se instalarían en nuestro distrito pero también en otras ciudades cercanas.

A instancias de su presidente Arturo Rojas, se está realizando una “limpieza” de un predio para depósito de la maquinaria. El predio es en uno de los muelles en la margen Necochea, casi sobre la avenida 10.

La “limpieza” del terreno consistió en el salvaje desmonte de eucaliptos y otras especies que fueron plantados allí no por casualidad hace décadas. También, se llevó puesto un importante médano natural que hacía de límite natural entre el área portuaria y el ejido urbano.

Hasta el momento la institución presidida por Arturo Rojas no salió a aclarar la irregularidad que se le imputan.

Lejos de aclarar la situación, desde el Puerto distorsionan la realidad anunciando un “plan integral de forestación” para referirse a la plantación de especies que demorarán 50 años en crecer y volver a consolidarse como cortina forestal.

Otra referencia curiosa se refiere al terreno: se aprecia en el video una “Nivelación, entoscado y compactación de suelo” para explicar cómo las portentosas máquinas se llevaron puesto el médano natural que existía allí hasta hace unos días.

Tanto los árboles como el médano eran un freno al peligroso polvillo que las terminales de ACA y Terminal Quequén esparcen sin control a los vecinos de la zona. Es de aclarar que ambas empresas cuentan con sistemas de carga totalmente obsoletos, fuera de las normas ambientales.

EL PUERTO ESTÁ DE FIESTA Y NO PAGA A LOS TRABAJADORES

El Consorcio organizó para toda su planta y personal jerárquico una mega fiesta de fin de año en “Etiopía” (calle 4 entre 85 y 87), donde según pudo saberse que se gastaron alrededor de $2000 por persona, lo que implicó un gasto estimativo de $400 mil pesos, ya que del evento participaron más de 200 personas. ¿En que constó el menú? Entrada, plato principal, postre y bebida, este último fue el producto más ingerido durante toda la noche.

Esto hizo explotar a los trabajadores de la zona portuaria, porque mientras realizaban el desmonte y la deforestación, también se negaban a pagar el bono de fin de año acordado entre la CGT y el Presidente Mauricio Macri.

Según confirmaron fuentes de los trabajadores, en el foco de los cuestionamientos no solo se centraron en el Presidente del Consorcio Arturo Rojas, sino que también en el gerente general del ente portuario de Necochea, Mario Goicoechea. El rechazo al bono de fin de año, planteado en $5000, tiene como fundamento a la  “austeridad” y el “correcto” manejo de las cuentas.

Ahora bien, la negativa a los trabajadores no se explica al calor de la realidad, ya que según informaron, los fondos que costearon dicha fiesta fueron del mismo Consorcio, cuestión que deberá ser desmentida o ratificada por las autoridades de la institución, al tiempo que definan que hacer con el bono de fin de año.

2262

PUBLICADO EN LANUEVACOMUNA.COM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso