KICILLOF ESTUDIA CONSTRUIR UN ACUEDUCTO AL RIO NEGRO PARA LLEVAR AGUA A BAHIA BLANCA

En el gobierno de Axel Kicillof estudian la posibilidad de un acueducto hacia el Río Negro para poner fin a los históricos problemas de agua potable de Bahía Blanca. Desde La Plata explican que es una posibilidad que está en estudio y la consideran como una alternativa superadora el viejo proyecto del caño al río Colorado.

El problema -cíclico- del agua en esa ciudad del sudoeste de la provincia volvió a instalarse en los últimos días cuando varios sectores de Bahía Blanca reportaron problemas en el servicio y movilizaron a la planta potabilizadora de ABSA para hablar con el gerente.

Fue en ese contexto que el subsecretario de Recursos Hídricos, Guillermo Jelinski, dejó abierta la posibilidad que hasta el momento se desconocía: un acueducto hacia el río Negro para traer agua a la ciudad y las localidades de la región.

«Todo está en análisis», dijo Jelinski a LPO buscando calmar ansiedades. Según explicó, el problema de los útlimos días no es la falta de agua en el dique Paso de las Piedras (que abastece de agua a la ciudad), sino los problemas estructurales en la red de cañerías.

Respecto del proyecto de acueducto al río Negro, argumentó que es una mejor opción que el río Colorado por la «calidad y la cantidad» de agua que puede ofrecer ese caudal.

De este modo, se abre la posibilidad de una cancelación definitiva del histórico proyecto del acueducto al río Colorado, una obra anunciada y postergada durante años.

Jelinski explicó que la provincia espera informes de la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) que tiene control sobre los ríos Neuquén, Limay y Negro y que regula el caudal de esos afluentes.

Durante la gestión de María Eugenia Vidal, se anunció en reiteradas oportunidades. Incluso contaba con financiamiento del Banco de Desarrollo de América Latina. Sin embargo, en el último tramo de su gobierno, la ex gobernadora tomó la decisión de dar de baja la obra en marzo del año pasado.

Vidal quiere regar el sur bonaerense con el río Negro y en Neuquén ya hablan de «guerra del agua»

La explicación del gobierno -adelantada entonces por LPO- tuvo que ver con la necesidad de desdoblar ese financiamiento de 150 millones que llegarían del organismo internacional para evitar el déficit en las cuentas de la provincia.

De este modo, se decidió cancelar la obra y reconfigurar el crédito. La ex gobernadora aseguraba que los problemas de infraestructura más importantes estaban en el Conurbano.

Así, se avanzó en un nuevo acuerdo con el Banco de Desarrollo y se destinaron 50 millones de dólares a Bahía Blanca, en obras de cambios de cañerías y mejoras en el dique Paso de las Piedras.

En tanto, otros 100 millones quedarían liberados para redireccionarse -previa negociación con el organismo internacional- en los distritos del Conurbano para obras de saneamiento.

Pero, según el gobierno, esos 50 millones nunca llegaron a Bahía Blanca. Según Jelinski, una parte de esos fondos se «perdieron» (en términos burocráticos) y otra se consiguió «levantar» este año. Una de las prioridades es la reparación y recambio de 250 cuadras de cañerías en Bahía Blanca y 75 cuadras en Punta Alta.

LA POLITICA ONLINE

PUBLICADO EN LANUEVACOMUNA.COM

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso