SE CAPACITO EN LA CARCEL Y EN LIBERTAD DESARROLLO UNA RED DE COOPERATIVAS

Martín Villalba es vecino de Brown. Estuvo más de una década preso, pero logró torcer su destino. Creó un espacio de trabajo en Calzada para quienes cumplen las penas y una federación de cooperativistas regional. Ahora, sueña con desarrollar un Polo Productivo en Don Orione. Conocé su historia en esta entrevista exclusiva con De Brown.

Martín Villalba tiene 36 años y es de Rafael Calzada. Durante diez años estuvo privado de la libertad en diferentes cárceles de Córdoba. Tras las rejas, terminó sus estudios primarios y secundarios y se formó en cooperativismo. Gracias a ello, pudo emprender, liderar equipos y superarse.

“Me empezó a gustar estudiar. Me juntaba con pibes que estaban en la misma, muchos se recibieron y trabajan de su profesión. Yo quería tener mi mente afuera. Recuerdo que una vez la psicóloga me dijo: ‘todo lo que te propongas en la vida lo vas a lograr’ y me fui con ese mensaje”, recordó en diálogo con www.deBrown.com.ar.

El inicio de una nueva vida
Salió en libertad en 2014. Cumplía una condena de 15 años por robo. En el último periodo, gozó de un régimen abierto. ¿Qué quiere decir esto? Contaba con un permiso para salir de la dependencia e ir a cursar a la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Nacional de Córdoba.

«Tenía que caminar 4 km de tierra hasta la ruta, tomarme un colectivo hasta la Capital y de ahí caminar. Recuerdo que me dieron una beca de mil pesos porque no tenía ni para comer un sándwich. También el Gobierno me brindó un boleto para viajar gratis”, admitió a este medio.

En el lugar, el browniano no sólo se capacitó en economía solidaria sino que junto a otros compañeros, conformaron una cooperativa gráfica que funcionaba dentro de la institución educativa. “Hacíamos los apuntes, los anillados. Con el tiempo, ganamos un espacio dentro del edificio para poder trabajar más cómodos”, agregó.

Volver a su tierra
Al cumplir su condena, decidió volver a Rafael Calzada, localidad donde creció y aún vive parte de su familia. “Vengo con esta capacitación y el sueño de formar una cooperativa de primer grado. Tuve que comenzar a construir mi vida de cero”, reconoció.

Hace seis años, sus ganas de emprender lo llevaron a proyectar con unos compañeros y así nació la cooperativa textil “Visión, Trabajo y Futuro”. Estaba conformada en sus inicios por siete integrantes.

“La mamá de uno de los integrantes nos prestó dos máquinas viejas. En ese momento, comenzamos a golpear puertas. La secretaria de Desarrollo Social del Municipio nos escuchó y apostó a nosotros. Nos alquiló un lugar por seis meses. Nos preguntó qué necesitábamos y nos llevó a hablar con el Intendente”, confió.

Actualmente, la sociedad -presidida por Martín- tiene sede en Rafael Calzada y cuenta con cerca de 20 equipos y 22 trabajadores. Parte del equipo son personas que estuvieron privadas de su libertad y que ahora forman parte de este proyecto haciendo realidad su reinserción en la comunidad. Realizan diferente tipos de indumentaria. Se destacan las prendas de trabajo, seguridad y todo tipo de bordados.

“Nosotros cobramos y vivimos de nuestro trabajo. Lo que siempre llama la atención es que nosotros le fabricamos la ropa a las fuerzas policiales. Entregamos todo planchado y empaquetado. Es un poco romper con esa división que existe”, sostuvo.

Seguir creciendo
Una vez consolidados en el sector, Villalba y sus compañeros apostaron a más. Así fue como surgió la Federación Unión Nacional de Cooperativas Argentinas de Trabajo (FUNCAT), del cual el vecino de Calzada es titular.

El espacio se encuentra trabajando dentro del movimiento de la economía solidaria y adquirió la matrícula nacional. Nuclea a asociaciones de Almirante Brown, Esteban Echeverría, Lomas de Zamora, Avellaneda, Lanús y Florencio Varela. También de Córdoba, Mendoza y Bragado. Incluye áreas de construcción, reciclado, textiles, marroquinería, corralón, colegios, entre otros.

“Cuando comenzás a transitar este camino te das cuenta que no hay techo. Te abre puertas», aseguró.

Apostar a más
Como si todo este trabajo fuera poco, el equipo sigue conquistando sueños. Es que se encuentran abocados a la conformación de un Polo Productivo en Don Orione. El objetivo es nuclear en un mismo lugar las funciones de las diferentes cooperativas y realizar cursos, capacitaciones y formaciones profesionales.

“Abarca una manzana y va a estar compuesta por seis naves. Apuntamos a que además haya un colegio cooperativo. Tenemos convenios con diferentes universidades y entidades. Ya comenzamos con la construcción del SUM”, detalló.

En este marco, Martín sigue liderando espacios dentro del movimiento de la economía solidaria. Recientemente, nació la Mutual de liberados y liberadas en la provincia de Buenos Aires. Este nuevo desafío ambicioso y apasionante también lo tendrá como responsable.

“Se viene mucho trabajo porque hay que contener a los compañeros detenidos, a los que están en libertad y a los familiares”, anticipó.

En forma paralela, el espacio además realiza acciones solidarias en diferentes cárceles bonaerenses. Llevan donaciones de telas y efectúan capacitaciones a los reclusos. “Nosotros no nos olvidamos de dónde venimos, por eso fomentamos el cooperativismo como modelo de inclusión social”, explicó.

Su vida
Martín tiene una hija de 5 y es el mayor de tres hermanos. Lamentablemente, el menor de ellos falleció al poco tiempo que él quedó en libertad. Era adicto al paco y no logró recuperarse.

“Mi mamá también murió, era de Corrientes y la abandonaron cuando era bebé. Mi papá se quedó huérfano a los 9 años, es de Entre Ríos. Siempre vendió en la calle y para la comida nunca faltó”, contó. Su vida y sus acciones, sin dudas, son una historia de superación que anima a otros a salir adelante.

DE BROWN

PUBLICADO EN LANUEVACOMUNA.COM

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso