«EL INCENDIO ES INTENCIONAL» DIJO EL DELEGADO GREMIAL DEL CASINO DE NECOCHEA

En total abandono, sin personal ni mantenimiento se consume en el fuego una de las postales históricas de Necochea. A poco de iniciado, el feroz incendio del Casino se lleva las esperanzas de la recuperación del edificio.

«El incendio es intencional» denunció Fernando Hansen, dirigente gremial de los casineros, embargado por la desesperación. El fuego comenzó alrededor de las 19 horas y seguían focos ígneos avanzada la noche.

El propio Hansen señaló que «aparentemente todo se habría iniciado por la quema de un colchón». De ahí, las llamas se propagaron pavorosamente hacia el Teatro Auditorium.

El dirigente gremial no señaló a nadie en particular, pero insistió en su acusación basándose en dichos no oficiales de miembros de Bomberos intervinientes.

«A partir de hoy, hay 70 trabajadores en peligro de perder su empleo en Necochea» dijo en total desconsuelo.

 

¿El viejo truco de incendiar?

En los años 70, fue de gran atractivo y uno de los complejos turísticos más destacados del país. Fue fundado en febrero de 1973 y cinco años más tarde, en 1978, se incendió la Sala de juegos.

En 2001 y en otro episodio similar, las llamas arrasaron con una de las salas principales. En aquel momento, circularon también sospechas de que el incendio habría sido intencional para el cobro de un millonario seguro.

 

 

Quién tiene la concesión actualmente

Hasta hace unos años, el Teatro Auditorium era regenteado por el empresario Osvaldo Papaleo, quien actualmente se encuentra totalmente desvinculado de la concesión.

La Sala de Juegos se encuentra en otra ala del edificio. Allí no hubo hasta ahora fuego directo aunque si daños de infraestructura. Dicha sala sigue estando administrada por el estatal Instituto de Lotería y Casinos de la provincia de Buenos Aires.

Según pudo confirmar LANUEVACOMUNA.COM, la concesión del edificio está plenamente en manos de la Municipalidad de Necochea desde hace unos años.

Trascendió también que el complejo ya no contaba con personal de seguridad así como tampoco de mantenimiento: recorte de «gastos» mediante, el intendente Rojas había dado de baja al personal contratado a tal fin durante la anterior gestión municipal. Es más: hace 10 días habrían despedido al último empleado municipal destajista que hacía las veces de sereno.

Ahora, la tristeza nos embarga. El futuro del Complejo Casino es la incertidumbre total. Y con el humo intenso, se huelen también las sospechas de alguna mano negra con intenciones de negociados inmobiliarios.

Alfredo Barros / LANUEVACOMUNA.COM

 

 

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso