LAS 24 MEDIDAS QUE EVITARON EL PEOR DE LOS DESASTRES

Sin vueltas, sin tecnicismos, una guía para entender el rol del Estado frente a la tragedia de la economía mundial

Son 24 políticas públicas diseñadas específicamente para asistir a 45 millones de argentinos y argentinas ante un derrumbe económico global y sin precedentes en la era moderna.

Son 24 políticas que resumen un plan diseñado para auxiliar a trabajadores y trabajadoras de la economía informal –por ejemplo, quienes por la pandemia perdieron la posibilidad de ganarse el peso haciendo changas en el barrio- hasta empleados de PyMES y grandes empresas.

Son 24 políticas para sostener el trabajo, el consumo, y la vida digna ante la inmoralidad del hambre en un país productor de alimentos.

Son 24 políticas para nuestros viejos, para las embarazadas, para miles de pibes y pibas que sufren la injusticia criminal de irse a dormir con la panza vacía, y para quienes generan trabajo y estuvieron a un paso del abismo.

Son 24 políticas que en conjunto se convirtieron en el salvavidas de un país entero que venía del infierno y parecía destinado a naufragar en la pandemia.

Son más de $312.000 millones de pesos invertidos en la población económica activa.
Son más de $39.000 millones invertidos en la población inactiva.

AQUÍ ESTÁN, ESTAS SON

1- Salario complementario (ATP): el Estado paga el 50% de los sueldos de los privados y un 90% de los aportes, para que el dueño de la fábrica, empresa, industria o comercio no tenga que cerrar, y para que el empleado no pierda el laburo. Así de simple. ¿Y cuánto cuesta? $ 45.000 millones por mes; ese monto moviliza el Estado para que nadie pierda la dignidad del trabajo.

2 – Ingreso Familiar de Emergencia: el 20% de la población del país recibe $ 10.000 de bolsillo. Un dato: 826.195 beneficiarios tuvieron trabajo en relación de dependencia: son los famosos caídos del sistema en una Argentina que ya venía en picada tras cuatro años de timba, fuga y desmadre.

3- Asistencia económica de emergencia para unidades productivas autogestionadas: para trabajadores que fueron suspendidos o vieron disminuido su nivel de ingresos. Se trata de una ayuda económica individual mensual por un plazo de hasta 24 meses.

4- Bono a personal de Seguridad y Defensa: $ 5.000 extra para quienes se ponen al hombro la emergencia en tiempos de pandemia. A modo de ejemplo, el personal del Ejército Argentino que está revolviendo la olla en Quilmes para que las familias puedan compartir la mesa con un plato der comida caliente.

5- Asignación estímulo al personal de la salud: $ 5.000 para los y las protagonistas de todos los aplausos del gran pueblo argentino; los y las que se la jugaron y se la siguen jugando.

6- Aumento para beneficiarios y beneficiarias del Programa Intercosecha: $ 5.000 para trabajadores y trabajadoras temporarios del sector agrario y agroindustrial inactivos durante el periodo entre cosechas.

7- Aumento de montos del Sistema integral de prestaciones por desempleo (ATP): Eleva los montos a un mínimo de $ 6.000 y un máximo de $ 10.000 para quienes se quedaron sin trabajo.

8- Ampliación de Cobertura Potenciar trabajo: Une los programas Hacemos Futuro y Proyectos Productivos Comunitarios para mejorar la empleabilidad y las propuestas productivas.

9- Refuerzo Potenciar Trabajo: $ 3.000 a titulares de Potenciar Trabajo que no cobraron el IFE.

10- Bono AUH y AUE: $ 3.000 para los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo y por Embarazo, para asegurar un ingreso más para las familias más vulnerables.

11- Beca Sostener Cultura Fondo Nacional de las Artes: hasta $ 20.000 a artistas, artesanos y creadores en general que se encuentren en situación de vulnerabilidad.

12- Ampliación Tarjeta AlimentAR: para que la Seguridad Alimentaria y Nutricional sea una política de Estado.

13- Asistencia financiera excepcional SENAF: destinada a atender las necesidades de niños, niñas y adolescentes frente a la complejidad de la pandemia.

14- Bono a Jubilaciones y Pensiones: $ 3.000 para alivianar la situación compleja que se vive durante la cuarentena.

15- Bono a Pensiones no Contributivas: hasta $ 3.000, para jubilados y pensionados que cobren un sólo haber, hasta alcanzar los $ 18.892 incluido el bono.

16- Créditos a tasa 0: $ 150.000, en 18 cuotas, con 6 meses de gracia a contar desde el desembolso del primer pago.

17- Extensión del pago de estipendios a beneficiarios de becas: dispone que mientras dure la cuarentena ninguna beca va a darse por finalizada, garantizando así que nadie se quede sin ingresos en estos difíciles momentos.

18- Postergación /reducción aportes patronales (ATP): patea para adelante el pago de las contribuciones patronales o lo reduce hasta el 95%.

19- Probienestar, monetización de la prestación: para que jubilados/as y pensionados/as mantengan el valor adquisitivos de sus haberes.

20- Refuerzo Alimentos comedores comunitarios y merenderos: la inversión estatal en alimentos llega a $ 8.000 millones mensuales.

21- Refuerzo comedores escolares: casi $ 2.700 millones para ayudar a los comedores escolares; y un aumento de entre el 100 y el 150 % en las partidas, que no se actualizaban desde el 2015.

22- Refuerzo Tarjeta AlimentAR: $ 4.000 para familias con un solo hijo o hija, y de $ 6.000 para aquellas que tengan dos o más hijos.

23- Suspensión del pago de las cuotas de los créditos vigentes ANSES: para préstamos otorgados por el organismo a jubilados/as, pensionados/as y titulares de la AUH.

24- Tratamiento diferencial para empleadores del sector salud Reducción de contribuciones patronales: destinado a profesionales, técnicos, ayudantes y auxiliares del sistema de Salud.

SISPE

PUBLICADO EN LANUEVACOMUNA.COM

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso