CIUDADANO ALEMÁN INVOLUCRADO EN GRAVES CRÍMENES DE LA DICTADURA MILITAR ARGENTINA

Alemania no debe servir de refugio para los criminales de la dictadura militar argentina. Por este motivo, la Fiscalía General de Berlín debe acusar a Luis K.: este ex-oficial de la Marina Argentina presuntamente participó en crímenes de lesa humanidad cometidos durante la dictadura militar argentina (1976-83). Cuando en 2013 se emitió en Argentina una orden de detención preventiva en su contra, éste huyó a Alemania. Desde entonces vive en Berlín sin ser molestado. En junio de 2018, una sobreviviente de la dictadura, con el apoyo de ECCHR, presentó una denuncia penal ante la Fiscalía General de Berlín para conseguir finalmente la intervención de la justicia alemana.

“He tenido que venir a Alemania a buscar justicia para los casos generados en la dictadura, entre los que está el caso de mi hermano. Si [Luis K.] estuviera en Argentina, estaría condenado. Pero tengo la esperanza de que las autoridades alemanas ahora se encarguen de que él enfrente la condena que legalmente le corresponde”, dice Anahí Marocchi, la denunciante y hermana de Omar, quien presuntamente fue asesinado en Mar de Plata en 1976. Allí, Luis K. fue Segundo Comandante de una unidad táctica de la Marina implicada en crímenes internacionales: ha sido probado que al interior de la base naval, lxs opositores politicxs fueron secuestradxs, sexualmente violentadxs, torturadxs y asesinadxs.

Otros militares de Mar de Plata ya fueron juzgados en Argentina por estos crímenes. Cuando K. fue citado en 2013 para testificar al respecto en un proceso penal en Mar del Plata, huyó a Berlín. Por su condición de ciudadano alemán, su extradición a Argentina no es posible.

“La ciudadanía alemana de K. no debe protegerlo de la persecución penal. El caso de Omar Marocchi es solo uno de los miles de casos de opositores politicxs que fueron torturadxs, asesinadxs, abusadxs, y secuestradxs en Argentina. Alemania debe asumir su responsabilidad y juzgarlo aquí”, dice Wolfgang Kaleck, abogado de derechos humanos y secretario general del ECCHR. Desde hace 20 años, él representa a sobrevivientes de la dictadura militar argentina, lo que, entre otros, llevó a que en 2003 se emitiera orden de detención contra el dictador argentino Rafael Videla.

Los crímenes de lesa humanidad no deben permanecer impunes, aún cuando hayan sido cometidos hace décadas. En éste contexto, la denuncia penal contra Luis K. forma parte del trabajo del ECCHR que busca poner fin a la impunidad de funcionarios militares y gubernamentales, así como afrontar los crímenes cometidos durante las dictaduras, sea en Argentina o en otras partes del mundo. El ECCHR es miembro de la Coalición contra la Impunidad, que desde 1998 trabaja en el esclarecimiento de estos crímenes en Argentina.

LA NUEVA COMUNA

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso