MACRI PREOCUPADO POR LAS CAUSAS JUDICIALES QUE COMPLICAN A SUS HIJOS

Los hijos de Macri fueron accionistas de la empresa SOCMA que controlaba el Correo Argentino. Según los abogados del ex presidente, la nube de corrupción que rodea a Macri podría cubrir a sus hijos por la quiebra fraudulenta del correo que es investigada por la justicia y podría iniciar un desfile del macrismo por los tribunales. Macri está convencido que «Cristina Kirchner busca que los hijos del ex presidente paguen por lo que le pasó a Florencia Kirchner en la causa Hotesur», según indica el diario Clarín, muy afín al ex mandatario de Cambiemos.

En una columna que publica el medio con el objetivo de defender a Macri titulada «La venganza de Cristina Kirchner contra sus hijos», el diario apunta contra el actual Procurador del Tesoro, Carlos Zannini, de ser el arquitecto de la causa judicial contra el ex presidente que busca complicar el frente judicial de los hijos de Macri. En los últimos días, Zannini también fue apuntado por el Grupo Clarín por haberle otorgado a Amado Buoudou su pensión como ex vicepresidente de la Nación.

«Para impactar en los familiares de Macri, al Procurador le queda un largo trabajo por delante. Primero, deberá conseguir que la empresa quiebre. Luego, demostrar que esa quiebra fue fraudulenta. Además, en otro juicio, tendrá que conseguir que esa eventual quiebra de Correo Argentino SA se extienda a la empresa controlante, en este caso SOCMA SA. Zannini y Cristina tienen motivaciones que alimentan con fuego la paciencia», dice la nota que intenta despegar a Macri de las causas de corrupción que lo complican cada día más.

Macri y el Correo: las claves del caso

La historia se remonta a fines de la década del 90. El Grupo Macri tuvo la concesión del Correo entre 1997 y 2003, cuando el gobierno de Néstor Kirchner le rescindió el contrato. La empresa (Correo Argentino S.A) sólo cumplió con el pago del canon durante el primer año por lo que al 2001 la deuda del Correo con el Estado ya ascendía a 296 millones pesos/dólares (entonces regía la convertibilidad). Aquel mismo año, la empresa entró en concurso de acreedores.

Entre 2003 y 2015 el Correo Argentino S.A realizó propuestas irrisorias que fueron rechazadas por los representantes del Estado nacional, que es el acreedor mayoritario. Una vez que Macri llegó a la Casa Rosada, las negociaciones se aceleraron. Así fue que el gobierno de Macri aceptó una oferta irrisoria.

Entonces apareció la fiscal general ante la Cámara Comercial, Gabriela Boquin, quien rechazó la propuesta por “abusiva”. El caso se hizo público en febrero de 2017 y fue tal el escándalo que se abrió una causa penal para investigar cómo se dieron las negociaciones. Macri tuvo que desandar las pasos que había dado. Para la fiscal, la propuesta equivalía a “una condonación” de la deuda. Implicaba una quita de más de $4 mil millones de pesos en aquel entonces y más de 70 mil millones a 2033. Por la escalda del caso, Macri debió retrotraer todo a “fojas cero”.

Hoy ese intento de acuerdo sigue siendo investigado en los tribunales de Comodoro Py. El funcionario de mayor rango que más complicado está hasta ahora es el exministro de Comunicaciones y ex titular de Defensa, Oscar Aguad, que fue uno de los que llevó adelante el acuerdo con la empresa. Fue indagado y se espera una resolución sobre su situación procesal.

Mauricio Macri está imputado pero no fue citado. Por ahora. Lo que está claro es que si el juez procesa a Aguad (pareciera no tener mucho margen para no hacerlo), Macri quedaría aún más comprometido por ser su superior y estar vinculado a la empresa beneficiada con la condonación.

EL DESTAPE

PUBLICADO EN LANUEVACOMUNA.COM

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso