FRANCIA NO RESCATARA A LAS EMPRESAS REGISTRADAS EN PARAISOS FISCALES

Francia impedirá que las empresas registradas en paraísos fiscales accedan al fondo de rescate del Estado.

«Si una empresa tiene su sede fiscal o sus filiales en un paraíso fiscal, aclaro contundentemente, que no podrá beneficiarse de la ayuda financiera del Estado», ha declarado este jueves Bruno Le Maire, ministro de Finanzas, a la emisora France Info.

Este sábado, Dinamarca había aplicado una medida similar, siguiendo el ejemplo de las autoridades de Polonia a principios de abril.

Francia ha destinado 110.000 millones de euros para salvaguardar sus empresas en medio de la crisis del coronavirus.

Francia impedirá que las empresas registradas en paraísos fiscales reclamen la ayuda del Gobierno destinada al rescate por la crisis del coronavirus, siguiendo el ejemplo de Dinamarca y Polonia.

Bruno Le Maire, ministro de Finanzas de Francia, ha anunciado este jueves que las empresas registradas o con filiales en paraísos fiscales no podrán optar al paquete de rescate de 110.000 millones de euros del Gobierno.

«No hace falta aclarar que si una empresa tiene su sede fiscal o sus filiales en un paraíso fiscal, aclaro contundentemente, no podrá beneficiarse de las ayudas financieras del Estado», ha declarado Le Maire a la emisora France Info.

«Hay reglas que deben seguirse. Si te has beneficiado del tesoro del Estado, no puedes pagar dividendos y no puedes volver a comprar acciones», insiste.

«Y si tu sede está ubicada en un paraíso fiscal, es evidente que no puedes beneficiarte de la ayuda pública».

El anuncio se produce tras la solicitud de enmienda del proyecto de ley de finanzas para 2020 realizada este lunes por un grupo de senadores de la Unión Centrista, liderado por Nathalie Goulet.

La enmienda buscaba excluir de las ayudas a «las empresas cuyas filiales o establecimientos estén establecidos en Estados y territorios no cooperativos». Y ha aprobada este miércoles.

Francia es el tercer país que aplica esta medida en medio de la crisis económica provocada por la propagación de la pandemia COVID-19.

El pasado 8 de abril, el primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, aclaró que las grandes empresas que quisieran beneficiarse de una parte del fondo de rescate de su Gobierno, de unos 6.000 millones de dólares (más de 5.500 millones de euros), tenían que pagar impuestos a las empresas nacionales.

«Acabemos con los paraísos fiscales, que son la pesadilla de las economías modernas», insistió.

Lo mismo que impuso este sábado Dinamarca. «Las empresas con sede en paraísos fiscales, de acuerdo con las directrices de la UE, no pueden recibir subvenciones», recogía un comunicado del Ministerio de Finanzas del país.

De los 110.000 millones de euros del paquete francés, 4.000 millones de euros se han reservado para empresas de nueva creación con dificultades, y otros 20.000 millones de euros para empresas más grandes como Air France.

BUSINESS INSIDER

PUBLICADO EN LANUEVACOMUNA.COM

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso
A %d blogueros les gusta esto: