ESCANDALO EN EL CONSORCIO DE PUERTO QUEQUEN: SEPARARON PREVENTIVAMENTE DE SUS CARGOS A DOS AGENTES POR SERIAS IRREGULARIDADES

Un verdadero escándalo sacude por estas horas al Consorcio de Gestión de Puerto Quequén, con una grave denuncia que lleva la firma del Coordinador Económico, Dr. Fernando Ciancaglini, realizada el 13 de mayo y dirigida a quien hoy ocupa el sillón de gerente General del ente portuario, Oscar Morán. El contundente documento salpica directamente a los agentes Martín Bruno y Emiliano Martínez, quienes en consecuencia fueron suspendidos de sus cargos por el término de 15 días.

Los dos funcionarios, según documentación que así lo ratifica y acredita, habrían procedido de manera irregular a la hora de adquirir servicios relacionados a la pandemia Covid-19 a la Consultora Bs Js y Asociados. Hasta aquí todo normal, sino fuera que dicha firma no registra antecedentes de ningún tipo de la materia que se le contrató. Es decir que se trata de una empresa que nada tiene que ver con el rubro y, lo que es peor, y esto es materia de investigación interna, serían sus mujeres las titulares de la firma creada en abril. De hecho, y siempre según el documento firmado por Ciancaglini, no constan en la AFIP nóminas de empleados antes del mes en cuestión.

Es más, según la AFIP la sociedad no posee profesional responsable ni inscripción en los organismos competentes. Y agrega: dedicada a asesoramiento contable, tiene inicio de actividad en el rubro desinfección en el mes 4 de 2020, casualmente el mismo donde presenta la primera factura.

Esta irregularidad, que no tiene precedentes, se completa con cuatro facturaciones al puerto por parte de esta firma, de 300.000 pesos cada una. Las cuatro en el término de 20 días, lo que implica una compra directa injustificada que viola la reglamentación al propio reglamento de contrataciones. A todo esto, los números de las facturas no son siquiera correlativos, ya que tienen numeración 1, 2 4 y 5, lo que indica la inactividad previa de la firma y su falta de antecedentes.

Ante todo este obscuro panorama, Ciancaglini finaliza su documento haciendo hincapié en que se suspenda a los agentes hasta tanto se aclare la situación, además de que se ponga en marcha la investigación pertinente al caso y se detenga cualquier pago pendiente hasta tanto las tareas resulten debidamente certificadas por el responsable.

LA NUEVA COMUNA

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso
A %d blogueros les gusta esto: