EL 80% DE LAS FAMILIAS TERMINAN ABRIL CON DEUDAS POR EL PARATE DE LA CUARENTENA

La merma en los ingresos derivada del parate por la cuarentena para intentar paliar los efectos del coronavirus agudizaron el problema de endeudamiento de las personas. En abril, la deuda familiar alcanzó los $ 1,7 billones, de la cual 30% fue deuda «no bancaria», es decir, unos $ 504.000 millones.

Así surge del cruce de información de una encuesta llevada a cabo por la consultora CERX en casi 6000 casos y datos del Banco Central.

En abril el 80,8% de los hogares quedó “debiendo algo», entre servicios, impuestos o préstamos (ya sean bancarios o no).

Mientras que las deudas «bancarias» sumaron $ 1,2 billones, las «no bancarias» llegaron a $ 504.000 millones y afectaron a 10,8 millones de hogares.

El 20,3% de la deuda no bancaria fue mora en servicios, 19,9% impuestos impagos y 18,6% con prestamistas.

En promedio, cada familia adeudaba al 24 de abril $ 149.406. La encuesta se concretó en 5890 hogares entre el 17 y el 24 de este mes. “Ese monto no incluye los costos asociados a moras y retrasos, que fueron en incremento con los días en cuarentena y podrían incrementar en más de 50% ese stock”, detallaron desde CERX.

Dentro de la deuda “no bancaria”, hubo atrasos en servicios e incumplimiento de impuestos:

Lo más frecuente en abril fueron los atrasos en servicios como luz, gas, agua, teléfono, cable, internet o expensas, que afectó al 70% de los hogares. Con una deuda promedio de $ 10.585 por familia, explicó el 20,3% de la deuda no bancaria ($ 102.207 millones). Claramente, fue una de las primeras cuentas que se dejó de pagar con la crisis.

El incumplimiento de impuestos, es el segundo componente por peso, con $ 100.433 millones. Lo que más se dejó de pagar en abril fue impuesto inmobiliario y patentes. Explica ese ítem el 19,9% de la deuda no bancaria actual. Habría 6,3 millones de hogares con algún tributo adeudado al 24 de abril, ya sea nacional, provincial o municipal, $ 15.845 promedio por hogar. Hay que tener en cuenta que muchas familias ya acumulaban deudas, por eso es tan alto el stock.

El tercer endeudamiento de peso fue el mantenido con prestamistas y financieras, que en CERX estiman en $ 93.805 millones (18,6% de la deuda no bancaria). Afecta a casi 1,5 millones de hogares, con un monto promedio de $ 62.539 cada uno. “Se trata de uno de los pasivos más sucios, por los altos costos que conllevan y por las presiones que dependiendo quien sea el prestamista, reciben las familias para cancelarlos”, agregaron en la consultora.

Otros items que conforman la deuda no bancaria familiar al proyectar las declaraciones realizadas en la encuesta al total nacional, son los gastos vinculados con el auto (seguro y cuota) donde los atrasos se hicieron muy frecuentes en el último mes y habrían sumado $ 70.904 millones; deudas con familiares y amigos ($ 64.720 millones); alquileres impagos por $ 42.889 millones; Educación (cuota de jardines, colegios y universidades principalmente) por $ 23.364 millones y deudas directas con los comercios por ventas en la modalidad «fiado» por $ 5251 millones. En este último componente las más mencionadas fueron deudas con farmacias, almacenes, zapaterías, y servicios profesionales.

También con los bancos

La deuda bancaria de las familias según los datos del BCRA al 22 de abril pasado es de $ 1.159.933 millones (casi $ 1,2 billones). Los principales componentes son:

Tarjetas de crédito y personales: el stock adeudado por tarjetas asciende a $535.881 millones y por préstamos personales a $ 404.919 millones.

Créditos hipotecarios y prendarios: considerando que según el BCRA el 81% de los hipotecarios y el 63% de los prendarios van a familias, suman $ 218 mil millones.

“Dejar de pagar compromisos y acumular deudas fue una de las estrategias de las familias para sobrevivir sin ingresos o con recortes de ingresos en marzo y abril”, razonaron en la consultora de Victoria Giarrizzo.

“Para principios de mayo esa situación se habrá agravado, incluso a pesar de las ayudas del Estado, que hoy se están utilizando mayormente para alimentos y otros gastos corrientes necesarios impostergables”, concluyó.

EL CRONISTA

PUBLICADO EN LANUEVACOMUNA.COM

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso