LOS SOJEROS VUELVEN A ACOPIAR ESPERANDO UNA MEGA DEVALUACION

Mientras parece enderezarse el vínculo del Gobierno con la Mesa de Enlace en plena pandemia, volvieron a la andanzas los productores rebeldes y autoconvocados. Según supo Letra P, en los últimos tres días hubo diferentes conferencias y charlas con 2.000 productores de la zona núcleo y asesores económicos, en las que se recomendó arrancar un período de acopio de granos, atado a la especulación de una futura devaluación producto del impacto de la crisis económica. Una ecuación que podría perjudicar la urgencia de la Casa Rosada de contar con divisas frescas cuando la economía mundial, y la argentina en particular, tienen parados los motores.

«Y no compañeros, no hay que vender, la negociación de la deuda muy probablemente salga mal y va a haber una disparada del dólar», bramó uno de los presentes en el chat vía Zoom de productores del norte de Buenos Aires. El tema era qué hacer con la soja cuando hay que empezar a venderla. A

Algo similar ocurrió en reuniones virtuales de productores de Santa Fe y Córdoba. Allí ya le pusieron número a lo que creen que será el tipo de cambio en noviembre: «El doble de lo que obtenemos ahora, tenemos que guardar la soja». Hoy, los productores venden a un dólar, tras el pago de retenciones, a 44 pesos por dólar e invierten a un tipo de cambio mayor, al del dólar libre, arriba de los 60 pesos por cada billete verde. Así, y luego de asesorarse con algunos economistas históricos del sector, como Salvador Distéfano, Pablo Adriano y Gustavo López, empezaron a diseñar un plan de operaciones para el corto plazo.

Silobolsas, el escenario que se viene.

Entienden que la oferta que el ministro Martín Guzmán le hizo a los bonistas privados no será aceptada y el país entrará formalmente en situación de cesación de pagos. En esa teoría, apuestan fuerte a que haya una mega devaluación post default que lleve el dólar sojero de 44 pesos -es el tipo de cambio oficial, con los descuentos de retenciones- a más del doble: hablan de cobrar de 90 a 100 pesos si la moneda local se va al demonio. «En noviembre vendemos», señaló un sojero con campos en Sante Fe en la reunión virtual.

El Gobierno tiene encaminada la relación con las patronales, pero no doma a los autoconvocados.

La operación acopio, natural en contextos normales de la economía y acrecentada por la pandemia, tiene algunos pocos detractores que hicieron notar el enojo. «A este gobierno no lo queremos, pero la situación es compleja y todos tenemos que colaborar», señaló uno de los rebeldes solitarios. Algunos otros, fastidiosos, dejaron el Zoom. La gran mayoría apoya esa decisión.

El problema que afronta Alberto Fernández en el frente sojero no parece contagiarse en el vínculo con los referentes de la Mesa de Enlace. Luego del lockout y el cese de comercialización de principios de año, el ministro de Agricultura, Luis Basterra, y las entidades iniciaron un proceso de consultas y reuniones virtuales en las que hay más coincidencias que diferencias. El acercamiento se dio en un inicio con el ofrecimiento del titular de Sociedad Rural (SRA), Daniel Pelegrina, del predio ferial de Palermo para instalar allí camas para aislar enfermos de COVID 19. Luego, Basterra aclaró que no está en carpeta subir retenciones en el corto plazo y, según las entidades, «tampoco en el futuro».

LETRA P

PUBLICADO EN LANUEVACOMUNA.COM

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso