BUSSI TIENE CORONAVIRUS Y FUE A LA SESION: CIERRAN LA LEGISLATURA

Como de la sesión también participó el vicegobernador, Osvaldo Jaldo, esta mañana él mismo firmó un decreto por el que él y los 46 legisladores que participaron de esa sesión deberán guardar cuarentena por dos semanas. El decreto «dispone el aislamiento social preventivo y obligatoria al presidente del Poder Legislativo, a la totalidad de los legisladores que participaron de la sesión, del secretario de la Cámara (Claudio Pérez), y de los funcionarios y empleados que concurrieron al edificio de este poder en la fecha antes citada» y además declara el asueto administrativo por razones sanitarias a todo el Poder Legislativo hasta que termine el mes.

La norma no alcanza al gobernador Manzur, pero en su entorno se comenta que debería aislarse también dado que posteriormente se reunió con Jaldo. Tal vez por esto, el gobernador prefirió no viajar a Buenos Aires al encuentro en el que se resolvió el aislamiento preventivo obligatorio para todo el país.

Los ministros de Economía, Eduardo Garvich, y de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, a metros de Bussi en la sesión del martes.
De la sesión también participaron otras personas del ambiente más cotidiano del gobernador Manzur, como Gabrile Yedlin, de Desarrollo Social, y Eduardo Garvich, de Economía, quienes estuvieron a escasa distancia de Ricardo Bussi el día en que comenzó a mostrar síntomas.

La confirmación anoche de que Bussi -quien en febrero estuvo en Brasil- tiene coronavirus generó un escándalo con fuertes acusaciones. La legisladora Sandra Tirado, por ejemplo, lo trató de irresponsable por haber expuesto la salud de miles de personas asistiendo a la sesión: «Todos vimos su semblante», aseguró.

«Usted salió a desmentir que fuera Covid-19 argumentando fiebre por gastroenteritis. Falta de tino es decir que fue a Brasil en enero y después decir que fue en febrero, ir a la sesión con síntomas y poner en riesgo a miles de personas», agregó.

En tanto que sus pares Gonzalo Monteros directamente pidió que se lo expulse del cuerpo legislativo por faltar a su deber cívico de cuidar de los demás.

Según Bussi, los primero síntomas los tuvo después de la sesión y su médico lo diagnosticó con gastroenteritis y, como al día siguiente la fiebre comenzó a bajar, no podría haber previsto que era portador del virus. De hecho, acusó al portal Contexto de pretender extorsionarlo por difundir que él estaba enfermo con el virus.

Este lunes, el mismo portal difundió las fotos de Bussi junto con los legisladores Paulo Ternavasio y Mario Casali, a cinco días de su regreso de Brasil, visitando pacientes internados en el Hospital Centro de Salud.

Si bien estos serían los casos de mayor severidad por sus condiciones preexistentes, el mismo legislador reconoció haber tenido contacto con muchas personas en los días posteriores a su regreso de Brasil, el último 20 de febrero y el 17 de marzo (28 días después), cuando fue a la Legislatura y presentó los primeros síntomas. La distancia entre fechas sugiere que su contagio fue posterior a su regreso.

«Hola, buenas noches, recién estábamos cocinando con mi mujer y nos llamaron del Gobierno provincial para decirnos que nos dio positivo el examen de coronavirus», dijo Bussi en un video el domingo por la noche.

«Me tomo por sorpresa pensé que iba a dar negativo. Me siento muy bien, por eso me extraña la noticia», agregó.

«Lamento daños que pude haber causado, no fueron intencionales, desde ya que no», concluyó al tiempo que afirmó que se mantendrá en cuarentena.

LA POLITICA ONLINE

PUBLICADO EN LANUEVACOMUNA.COM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.