EL ODIO DE MORALES: DESMANTELARON LA SEDE DE LA TUPAC

SAN SALVADOR DE JUJUY (Especial-EL SOL ABC). Mostrar el grado de irracionalidad, perversión e impunidad que evidencia el régimen de Gerardo Morales contra una organización política y social como la Tupac Amaru demuestra que más allá del sesgo ideológico existe un plan no sólo de censura sino de amedrentamiento contra un sector de la población netamente identificado con las tradiciones originarias, la cultura ancestral y la historia de un pueblo netamente identificado con la historia de Jujuy.

Así lo demuestra el relevamiento in situ de EL SOL ABC en las instalaciones de la sede central de la Tupac Amaru, en calle Alvear, de esta ciudad. Donde quisimos entrevistarnos con el director del organismo del régimen que ahora usurpa las instalaciones de la organización barrial y que luego de muchos cabildeos, nos derivaron a una entrevista con el encargado de la “parte artística”, del Centro para Adultos Mayores de Jujuy (CE.PAM), Luis Calvetti.

Vaciadas de contenido

Pero antes recorrimos las instalaciones por dentro. Lo primero que se ve es que el régimen vació de contenido en todos los aspectos de las dependencias de la sede de la Tupac. Primero se eliminaron los murales de Tupac Amaru y otros luchadores sociales originarios, como textos escritos en las paredes. Como si la lucha de los pueblos originarios lastimara, molestara, cuando éstos son los verdaderos dueños de las tierras de Jujuy. Son los que hicieron con su trabajo y esfuerzo el cuidado de la naturaleza y del medioambiente, que ahora aprovechamos todos. Sin embargo la estrechez mental llevó a todo este atentando contra bienes de la humanidad.

La sede central de la Tupac era una referencia más para el turista, ya que a su ingreso se veía y podía conocer el museo en miniaturas antropológico de los pueblos originarios jujeños, cada uno con su respectivo texto aclaratorio, de dónde provenían y cuáles fueron sus obras que heredamos, como sus costumbres. Todo eso está arrumbado en algún lugar. Nadie sabe dónde, o si se lo robaron. Porque cuando preguntamos por el Museo, sólo Calvetti nos dijo: “Están guardados, pero no le puedo decir dónde”. A lo que agregamos que “no quería hablar de política, porque esas eran las instrucciones que había recibido de su jefatura”.

Mientras eso sucedía, en un marco muy bizarro, “mujeres adultas bailaban y danzaban zumba y otros ritmos gym”, al mejor estilo de los gimnasios y centros deportivos de EE.UU. Una burla a todo el sentido artístico, histórico y antropológico de la obra e infraestructura de la Tupac Amaru.

Conversación tensa

Luego de la presentación de rigor, iniciamos conversación tensa, donde el encargado Calvetti comenzó a la defensiva, diciendo que “cualquier información política la debía recabar en la administración central del Ministerio de Salud, que bajo esa órbita se encuentran”.

_ ¿Cómo es que llega a este cargo?
_ Bueno, yo pertenezco al Ministerio de Salud. Soy kinesiólogo. Estaba antes en la sección Auditorías del Ministerio de Salud. Y bueno hoy el ministro me dio esta gran responsabilidad de ser el responsable del primer centro para adultos de la provincia.

_ ¿Ud. sabía que este edificio pertenecía y era la sede de la Tupac Amaru?

_ Claro que sí…sí.

_ ¿Cómo que sabiendo que esto pertenecía a la Tupac, accedió a ocupar un cargo en un edificio que es fruto de una incautación ilegal, que debiera haberse hecho mediante una ley provincial?

_ Mire, esa es una pregunta que no me corresponde responder; yo solamente soy el responsable de la institución. La cual es una institución muy linda, que maneja 300 adultos mayores por día. Con ello se le abre la puerta a la salud. La verdad, estamos muy contentos.

_ ¿Qué se hicieron con todos los elementos que pertenecían a la Tupac y que ahora no aparecen?

_ Siguen estando aquí. Ahora pertenecen al CEPAM y por lo tanto están aquí en esta sede.

_ ¿Qué es el CEPAM?

_ Le vuelvo a repetir, es el Centro para Adultos Mayores, perteneciente al Ministerio de Salud.

_ ¿Tiene alguna relación el CEPAM con el colegio Germán Abdala, que está en la misma situación de incautación ilegal?

_ No, no tiene ninguna relación. Ellos están bajo la órbita del Ministerio de Educación, mientras que nosotros mediante el Ministerio de Salud.

_ ¿Qué información posee sobre la intervención de la sede la Tupac? ¿Hasta cuándo piensa que se va a dar esta incautación ilegal? ¿O es que piensan que esto va a ser ad infinitum?

_ Le vuelvo a repetir, es una información que no manejo. Yo sólo me encargo de dirigir la institución. Que le vuelvo a repetir: es un verdadero éxito.

_ ¿Quién determinó que esto es un éxito?
_ Yo lo determiné que es un éxito… Yo lo determino por el día a día de lo que recibimos de nuestros adultos mayores, que nuestro ministro, nuestro “gobernador”, les dieron el espacio que no tenían en nuestra provincia. Y eso sí es histórico. Y eso me llena de orgullo. Por eso yo determino que para mí es un éxito.

_ ¿Eso no es muy jactancioso de su parte, cuando es la comunidad la que debe dar el veredicto sobre su actividad?

_ Eso lleva… (lo desubica la pregunta). Bueno, nosotros hicimos una encuesta de servicios, la cual nos dio muy positiva. Yo le invito para que haga entrevistas a nuestros adultos mayores. Nosotros tenemos las puertas abiertas de 8 la mañana a las 20, todos los días.

Los bienes perdidos

Dentro de la sede de la Tupac funcionaron centros odontológico, de atención primaria de la salud, materno-infantil, de apoyo a estudiantes primarios y secundarios, gabinete de asesoramiento jurídico, gabinete de asesoramiento para proyectos cooperativos, centro de estudios antropológicos de los pueblos de Jujuy y de la Argentina, salón de fiestas, cancha de básquetbol, gimnasio deportivo, pileta de natación climatizada donde se enseñaba natación a niños, niñas y adultos mayores, biblioteca, centro de estudios informáticos, etc. Todo ello no existe o el olvido y el odio hicieron que hoy todo ello esté perdido, donde más de 50 mil personas, de todas las edades, semanalmente disfrutaban de los servicios de una entidad al servicio de la comunidad. No era necesario pertenecer a la Organización Barrial Tupac Amaru, con sólo pagar un pequeño bono de contribución podía cualquier persona ingresar y beneficiarse con todos los servicios.

Según una auditoría contable particular, los bienes perdidos o arrumbados, entre ellos un tomógrafo, tienen un costo superior a los 25 millones de pesos. Mientras tanto el jefe del régimen sigue intentando hacer lazos de amistad con el gobierno de Alberto Fernández, para borrar todo este latrocinio causado a la historia, a la cultura y a las tradiciones jujeñas.

Esto es lo que hicieron y hacen los “democráticos” radicales de Macri en Jujuy.

EL SOL ABC

PUBLICADO EN LANUEVACOMUNA.COM

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.