A UN MES DE LA DESAPARICION DE EZEQUIEL BERMEJO

Ezequiel Bermejo de 43 años, papá de dos niñas y oriundo de Adrogué, fue uno de los 550 nadadores que se inscribió en la 37° edición de Riomar. Era su primera vez en una carrera de aguas abiertas de diez kilómetros. El 11 de enero, a mil metros de la línea de llegada, lo perdieron de vista. Desde entonces, se desconoce su paradero y es intensamente buscado por tierra, agua y aire.

 

 

Bermejo nadaba acompañado de un guía, hasta que la persona que iba en el kayak sufrió la rotura de uno de sus remos, lo que llevó a que el nadador siguiera solo por voluntad propia. En base a la reconstrucción de varios testimonios, se pudo saber que fue visto por última vez a unos 1000 metros de la costa a la altura del Balneario Terrazas, muy cerca de donde finalizaba la competencia.

A un mes de su desaparición, nada se sabe de él y sus familiares y amigos creen que “hubo cosas que se hicieron mal desde el principio”.

“Yo entiendo que no están haciendo nada. La mayoría de las cosas que se hicieron fueron a pedido nuestro, de la familia”, aseguró su hermana, Soledad Bermejo, sobre los encargados de seguir buscando al nadador.

Soledad arrojó tres posibles explicaciones. Cree que la comitiva encargada de encontrar a su hermano no está capacitada, se maneja con recursos escasos o no tiene voluntad. “Hubo cosas que se hicieron mal desde el principio”, denunció en diálogo con TN y aseguró que las hipótesis que manejan son muchas: por un lado, Ezequiel pudo haberse golpeado con algo debido a que el mar estaba muy picado, pero no descartan que un cuadro de hipotermia lo haya inmovilizado o, tal vez, el nadador podría haber estado mucho más lejos de la llegada de lo que declaró su kayakista (quien acompaña a cada competidor).

“Yo ya no sé qué se puede esperar después de tanto tiempo. Lo más importante, que era saber qué le había pasado a él, no lo vamos a saber nunca. Tampoco sé si encontrar lo que sea que quedara de él nos daría algún tipo de respuesta de lo que pasó”, confesó.

La hermana de Ezequiel no ahorró críticas hacia la organización de la competencia a quienes la habilitaron: “¿Cómo van a hacer eso en un lugar donde el único hospital está de paro?”, recordó.

Para los familiares, a más de 30 días del hecho, es muy difícil mantener las esperanzas aunque sostienen que es necesario seguir adelante con la búsqueda de Bermejo. “Mi hermano adoraba nadar y era lo que quería hacer en su vida”, dijo, entendiendo que a quienes comparten la misma pasión del nadador y cree que deberían unirse para exigir que los cuiden más en las carreras.

Según el canal de noticias porteño, la familia no inició acciones legales contra los responsables de la competencia aunque piensan que no deberían volver a planificar un evento deportivo. “No son conscientes ni están capacitados”, afirmó.

DIARIO 4V

PUBLICADO EN LANUEVACOMUNA.COM

Deja un comentario


Soporte Wordpress por Efemosse y Alipso
A %d blogueros les gusta esto: