OPINION: UN NUEVO PARADIGMA ECONOMICO SE ESTA GESTANDO EN ARGENTINA

La convivencia en una sociedad equilibrada no puede permitir que las necesidades básicas elementales no estén resueltas. No podemos encarar el desarrollo de la comunidad, dejando en la banquina inundada del arroyo a personas que nunca eligieron la miseria, sino que fueron empujadas a esa situación por la desidia de las políticas públicas.

Empezar por las urgencias del hambre es un principio elemental de solidaridad social.

Dos millones setecientos setenta y cuatro mil jubilados van a recibir $5000 en diciembre y otros $5000 en Enero. El total de los jubiladxs que van a cobrar $19.068 son casi cuatro millones y medio de beneficiarios.

Esto implica más de 15.000 millones de pesos que se integran al mercado interno generando consumo, es un primer paso a la reactivación de la producción. Sí a esta medida le agregamos los medicamentos gratis a los jubilados y pensionados que perciben la mínima, el alivio para nuestros viejos es significativa.

También es atendida la necesidad de más del 40% de la población con un bono de $2000 para los beneficiarios de la AUH, que alcanza a 4 millones de pibes, complementando la batalla contra la desnutrición con una tarjeta alimentaria para las madres con hijos menores de 6 años, con una capacidad de compra de $4000 para las madres de un solo hijo o $6000 para más de un hijo.

 

Políticas Públicas para poner a andar la economía Popular

El plan Argentina contra el hambre, incorpora con mucha fuerza y decisión la necesidad de combatir el desempleo creando trabajo digno. La agricultura familiar ocupa el 11% del PBI en países como Brasil, constituyéndose en la base alimentaria de grandes ciudades como San pablo.
Agricultura familiar, producción local de alimentos, micro-emprendedores, cooperativas de trabajo, cuentapropistas y más, fueron descartados de las políticas económicas de inclusión, generando una insensible transferencia de recursos hacia sectores financieros concentrados, empujando a la pobreza a gran parte de la población productiva. Más del 52% de los chicos, menores de 14 años no alcanzan las cuatro comidas diarias. Esta política económica inhumana está siendo revisada y corregida. Todas las decisiones de política económica del nuevo gobierno apuntan a la inclusión, y alimentan la esperanza de terminar con este flagelo heredado.

 

Tasas de interés y créditos para los sectores productivos

Si tenemos que pensar cómo se pone en marcha la producción de un país, debemos considerar seriamente el crédito; el consumo, la producción de bienes y servicios, las inversiones a largo plazo que garanticen un desarrollo sustentable, deben ser acompañadas por una financiación acorde a ese proyecto de país.

Las PYMES generan el 85% del trabajo registrado y aportan el 70% del PIB. Estas empresas, mayoritariamente de capital nacional, fueron castigadas por una economía que destruyo el mercado interno y más de 20.000 pymes, tuvieron que cerrar, quebradas, endeudadas, generando la pérdida de 200.000 puestos de trabajo registrados.

Esta situación fue generada por la falta de planificación de un Estado Bobo, que abandono sus obligaciones y nos dejó a los productores a la buena del “Mercado”. ¿A quién se le ocurre que las finanzas internacionales, capitales especulativos que no consideran de donde salen los intereses, que sus negocios se miden con el aumento de su capital accionario, pueden regular y atender las necesidades básicas de una Nación?

La industria genera puestos de trabajo, atentar contra su rentabilidad es una política criminal, porque desordena la vida de la sociedad, empobrece a su gente y termina poniendo de rodillas a toda la Nación.

 

Se está poniendo fin a la persecución de la AFIP

La moratoria impositiva para las PYMES es la única alternativa que teníamos los autónomos para seguir trabajando. El tiempo para pagar nuestras deudas se extiende a 10 años con los primeros 6 meses de gracia, Esta forma de plantear facilidades de pago, muestra un profundo conocimiento de la situación que estamos atravesando.

La iniciativa del Banco Central sobre las Leliq, depósitos que sirvieron para la timba financiera, donde los ganadores fueron los especuladores financieros en desmedro de la producción y el trabajo. Esa falta de respeto y sentido común de premiar la especulación se detuvo, y esos recursos se van a utilizar para financiar procesos productivos, bajando las tasas de interés para potenciar el consumo, y aumentar la demanda para que los argentinos volvamos a trabajar y vivir dignamente.

Los pequeños y medianos empresarios consideramos que los servicios energéticos deben tener valores que no atenten contra el crecimiento y desarrollo de nuestro mercado de trabajo. Las PYMES generamos el 85% de trabajo registrado y el 70% del Producto Bruto Interno (PIB).

Por lo tanto saludamos el congelamiento de las tarifas por seis meses, tiempo que se utilizara para revisar y ordenar este desequilibrio de costos, que impide tener una industria competitiva y sustentable.

Nos persiguieron con embargos porque no podían recaudar genuinamente

 

¿La tercera es la vencida?

Es la tercera vez que abrimos nuestra economía al mundo y generamos un industricidio, produciendo un ejército de desocupados, cierres masivos de industrias y comercios, reducción paulatina y constante de la calidad de la educación, de la salud….

Es la tercera vez que nos enterramos con una deuda impagable y probablemente ilegitima, que después sirve para extorsionarnos con amenazas de embargos, quiebra o aislamiento crediticio o Nos quieren someter a vivir bajo la lupa del FMI y los intereses financieros de la globalización.

Es la tercera vez que la bicicleta financiera destruye la producción y el trabajo, mientras los medios hegemónicos nos venden espejitos de colores y terminamos en el sálvese quien pueda.

Es la tercera vez que un grupo de delincuentes se apodera de nuestro gobierno y es la tercera vez que la justicia termina siendo un arma de las violaciones a los derechos humanos por opción u omisión, garantizando el privilegio de asesinos y torturadores para que se benefician con impunidad.

Es la tercera vez que nos creemos el cuentito de que para crecer e insertarnos en el mundo, debemos “acondicionar” el país para que sea “apetecible” para los inversores. Todo lo que a los “inversores” no les interesa, según sus gurúes económicos, debe ser descartado del crecimiento estratégico.

La primera vez éramos subversivos, y se hizo carne el “no te metas”. La segunda vez éramos incompetentes y no podíamos administrar nuestras empresas públicas, las regalamos, y esta tercera vez, directamente nos mintieron, acomodaron a puro decreto todos las desregulaciones necesarias para quedarse con toda la riqueza.

Podremos de una vez y para siempre ser independientes, sacarnos de encima el karma de la colonia y construir una patria libre, con justicia social y equitativa, decidiendo soberamente sobre nuestros recursos y sobre nuestro destino.

La ley que se va a votar en el Congreso es fundante, hay una nueva oportunidad…

¿La tercera habrá sido la vencida? Espero que sí.

 

Esteban Rodríguez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.